Cine: VALLE DE SOMBRAS

Valle de Sombras

Hoy se estrena en cines Valle de Sombras, la nueva película de Salvador Calvo que cuenta con Miguel Herrán, Alexandra Masangkay y Susana Abaitua como protagonistas.

Anoche fui una de las afortunadas que ya ha podido disfrutar de este increíble largometraje, por eso y antes de continuar, solo puedo decir de todo corazón que es una película que merece ser vivida, pero que sobre todo, es recomendable verla desde la impactante sensación que genera una sala de cine.

Y es que Salvador Calvo lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a sumergirnos en un viaje interno de bellas luces y sombras muy duras. Vuelve a removernos por dentro y también a ratos a incomodarnos en nuestro asiento. Porque hay historias que deben ser contadas por muy duras o impactantes que puedan llegar a ser y Salvador es un experto en la materia. Sí, él tiene titulación Cum laude en llegar la corazón, en narrar historias y hacernos además a los espectadores partícipes de ella. Algo increíblemente especial y que repite sin cesar.

Ayer desde mi butaca, mientras viajaba por los increíbles paisajes de Los Himalayas que juegan como un personaje más en Valle de sombras, me vino fugazmente a la cabeza el día que vi su primera película, 1898: Los últimos de Filipinas, la misma cinta que además me hizo descubrir a una actriz tan increíble como Alexandra Masangkay y quien por suerte, vuelve a reunirse con el director en este nuevo trabajo y una vez más, vuelve a brillar con su luz y talento. Pero también recordé el día que le pedí a mi padre que me acompañase a ver una de mis cintas favoritas, Adú. Y ahí fue entonces cuando caí en la cuenta de que ambas películas las había visto en el cine, junto a mi padre y que todas me hicieron salir de la sala con una increíble sensación de asimilación. De tener que respirar por unos minutos para recuperarme de ese impacto interno que hay que digerir con calma. Ese golpe de aire frio que por muy paralizada que te haya dejado, agradeces que haya sido así porque también te ha calentando el corazón con lo que esconde detrás… Y anoche, cuando salí de aquella sala y cogí el móvil para intentar contar qué me había parecido esta película, me di cuenta que no era capaz de articular ninguna frase con sentido… porque Valle de sombras hay que vivirla y sumergirse en ella de golpe. Y sobre todo, hay que sentirla desde dentro.

Y por eso yo no voy a contar mucho más de ella, solo esperar que la disfrutéis tanto como yo desde vuestras butacas y viajéis de la mano de las preciosas y a la vez desgarradoras actuaciones de Miguel Herrán, Alexandra Masangkay y Susana Abaitua y también quiero darle las gracias a todo el equipo artístico y técnico por confiar en un proyecto así y ser capaz de levantarlo para que nosotros lo vivamos desde el otro lado.

Valle de Sombras, 12 de enero, ya en cines.

Añade tu comentario