Un poco de respeto Señor Ministro

Llevo días escuchando y leyendo diversas opiniones sobre las declaraciones que hizo el Ministro de Hacienda, Cristobal Montoro. Llevo días intentado documentarme con todas estas opiniones, además de controlar y canalizar mis pensamientos para no escribir lo primero que se me pase por la cabeza y ser de esta forma, un poco diplomática. Pero llega un momento, en que creo que estas declaraciones no pueden ser pasadas por alto, ni por esta web en donde amamos como amamos el mundo audiovisual en todas sus facetas, por lo que quiero responder personalmente a estas palabras tan dañinas y tan poco documentadas por parte del Señor Ministro Cristobal Montoro.

Parto de la premisa universal de que todo el mundo merece un respeto. El respeto debe englobar las profesiones de todo el mundo, debe englobar a todas esas personas que trabajan para ganarse la vida dignamente y más todavía, cuando en muchas ocasiones lo hacen sin apenas cobrar. Todas las profesiones merecen ser respetadas al cien por cien, algo que no veo por parte de este gobierno, algo que parece no entender ni ofrecer el Gobierno actual, este Gobierno que supuestamente nos representa… Porque por desgracia, tenemos un Gobierno que parece más preocupado en cargarse el mundo del cine, y de esta manera obtener su personal venganza, que salvarlo, salvar un mundo tan necesario como es el del cine y como es el de la cultura, una cultura que día a día se nos niega.

Creo que nadie tiene derecho a infravalorar el trabajo ajeno de millones de profesionales como hizo la pasada semana el Señor Montoro, y es que recordamos que entre sus declaraciones podíamos escuchar que la crisis del cine español se debe a “la falta de calidad de las películas”. Algo que demuestra el poco cine nacional que ve nuestro Ministro y lo poco documentado que está, porque si nos ceñimos a las cifras actuales, el cine español ha crecido mucho en los últimos diez años como demuestran los datos que facilitó el Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales, en donde se reflejaba que en el 2002 se generó 85,4 millones, pagados por 19 millones de espectadores y en 2012, se recaudaron 119,9 millones pagados por 18,2 millones de asistentes en las salas. Pero algo más fácil de ver, y a modo de resumen, podemos decir que los espectadores en 2008 fueron de 14,3 millones y en 2011 de 15,5 millones… Superando de esta forma las trabas que no paran de ponerle al cine nacional como el continuo crecimiento del IVA o los recortes en las ayudas.

Además, podemos presumir también de que prácticamente el último mes, el TOP 5 de la taquilla lo han ocupado películas nacionales como Las Brujas de Zugarramurdi, La Gran Familia Española o Justin y la espada del valor, algo que de nuevo se le ha tenido que pasar por alto al señor Montoro…

Pero dejando al margen los datos que demuestran una vez más la falta de documentación de nuestro Gobierno, dejando a  un lado las trabas que no paran de ponerle al cine español para su crecimiento, e incluso dejando a un lado los gustos personales de cada uno… lo que no se puede pasar por alto es la falta de respeto, algo que aquí parece estar siempre presente, algo que el Gobierno Español ha puesto de moda. Y es que, si no nos respetamos nosotros mismos ni nuestro gobierno, ¿Cómo esperamos que lo hagan los demás? ¿Cómo podemos exigirle al resto del mundo que nos valoren? Si ya nos cuesta quitarnos los estigmas que tiene el cine español dentro de nuestro propio país, unos estigmas que siempre están presentes y antes los cuáles tenemos que defendernos injustamente, además de enfrentarnos continuamente a esas leyendas  urbanas tan poco justificadas… Este tipo de declaraciones no sólo no ayuda si no que además las engorda. Pero no sólo por la falta de veracidad de las mismas, si no por la falta de respeto hacia el trabajo de miles de profesionales que luchan día a día por un sueño, ese sueño que consiste simplemente en dedicarse a un mundo que aman y en donde en la mayoría de ocasiones tienen que dedicarse cobrando lo mínimo o sorteando miles de obstáculos.

Por eso, señor Ministro, porque para hablar hay que documentarse antes, le pido que mire la cartelera actual o que haga un repaso de los últimos años del cine español. Además le animo a que mire las cifras de la taquilla, pero por supuesto, le recomiendo que visione las maravillosas películas que nuestro cine nos ofrece cada semana, pero por favor no se quede sólo en los estrenos de cine, si no que se tome un tiempo para ver las decenas o cientos de películas que por desgracia no pueden ser estrenadas en la pantalla grande y se quedan guardas en un cajón…. Le recomiendo que tenga respeto y que se documente bien antes de hablar.

Muchas Gracias!

Añade tu comentario