Ruth Gabriel: “El murmullo del público me produce un miedo muy hermoso”

Ruth-Unavidarobada

Hoy tenemos a una actriz que se encuentra ahora mismo sobre las tablas del Teatro Fernán Gómez con la obra titulada Una vida robada, en donde comparte cartel con Asuncion Balaguer, Carlos  Álvarez-Nova y Liberto Rabal. Hoy se sienta en el Patio de Butacas, Ruth Gabriel.

Nuestra protagonista de hoy, empezó en el mundo de la interpretación de mano de uno de los programas infantiles más históricos de la televisión, Barrio Sésamo fueron sus inicios y luego siguió su formación entre Estados Unidos, Florencia y Madrid.

Con la cinta Días Contados de Imanol Uribe ganó el Premio Goya a la Mejor Actriz Revelación, y luego le siguieron más trabajos como las series Querido Maestro, El Comisario o más recientemente Bandolera.

Ahora podemos disfrutarla en directo gracias a la obra Una Vida robada, en donde da vida a Luz, un personaje en busca de la verdad. Por ello, hemos aprovechado para hablar con ella sobre este nuevo trabajo en el teatro, así como hacer un pequeño repaso por toda su carrera.

Ahora mismo te encuentras en Madrid representando la obra  ‘Un Vida robada’  ¿Cuál es tu papel en ella?

Mi personaje es Luz, una mujer que irrumpe en la casa del Doctor Nieto con la intención de descubrir la verdad sobre sus orígenes a cualquier precio.

‘Una vida robada’ habla a través de tu personaje sobre la búsqueda de la verdad a toda costa… ¿Hasta dónde estaría dispuesta Ruth Gabriel para buscar la verdad?

Uno no siempre sabe qué límites está dispuesto a pasar hasta que no se los encuentra. Además no es lo mismo saber “la verdad” sobre una cosa u otra. Yo entiendo que Luz necesita imperativamente saber quién es, atar los cabos de su existencia, y yo jamás me he visto en una situación comparable a esta.

¿Eres de las actrices que consigue desprenderse de sus personajes cuando llegas a casa o es difícil separarte de un personaje en tu vida personal?

Tengo muy claro quién soy yo y quién es el personaje que estoy haciendo. Yo no soy más que un vehículo para contar una historia de la manera más eficaz y honesta posible según las circunstancias.

¿Cómo consigues prepararte un personaje tan complicado como el de Luz?

En el caso de Luz, que tiene un componente de historia basada en hechos reales he tirado mucho de hemeroteca por un lado. Pero por el otro, como con todos los personajes, busco entender los puntos de conflicto emocional, los objetivos, las necesidades, lo que se juega en cada decisión, sus puntos débiles, su fuerza… y todo eso pasarlo de lo mental a emocional, hacer ese viaje para sentir junto a Luz todo lo que viene antes, y por supuesto lo que sucede en cada segundo de la obra, con la apertura suficiente para poder reaccionar al trabajo de los compañeros. Ningún trabajo está 100% cerrado en ningún momento. Todo es susceptible a cambios (a veces imperceptibles) dependiendo de mil factores cuya intervención no se debería impedir, ya que es lo que hace que el trabajo sea vivo y no mecánico.

¿Cómo nos recomendarías esta obra?

Pocas veces se ve en la cartelera una obra tan pegada a la actualidad  y a un tema con el que todos estamos muy sensibilizados. Además, Una Vida Robada cuenta con varias generaciones de actores compartiendo escenario, algo extraordinario que hace de esta obra un documento teatral único que nadie debe perderse.

¿Qué es lo que sientes cuando vas escuchando al público ocupar sus asientos en el patio de butacas?

¡El murmullo! Es como una especie de sonido que te dice que ya no hay vuelta atrás, que se va a apagar la sala, se va a iluminar el escenario, y no queda más remedio que lanzarse por el tobogán, a ver a dónde nos lleva la función. Reconozco que el murmullo del público me produce miedo, pero un miedo muy hermoso.

Recibiste el Goya a Mejor Actriz Revelación por tu papel en la película ‘Días contados’ ¿cómo recuerdas ese momento?

Con mucha felicidad y emoción. Sentí, de verdad, como si me dieran la bienvenida a la familia del cine.

¿Cómo afectó el Goya a tu carrera?

No sé si afectó mucho o no. Lo que de verdad afecta profesionalmente es la calidad del trabajo realizado, aunque no en todos los casos lleve un premio o una nominación.

Estuviste además durante cuatro años en el programa infantil que marcó a una generación, ‘Barrio Sésamo’, pero ¿cómo te marcó a ti?

En realidad,  fueron más de cuatro años… en cualquier caso fue una época dura, en la que trabajaba las mismas horas que un adulto y tenía además que intentar aprobar en el colegio. Pero, aunque mis padres siempre me repitieron que podía irme cuando quisiera yo prefería quedarme. De aquella época guardo la responsabilidad, la constancia y la importancia de hacer bien el trabajo.

¿De dónde procede tu nombre Ruth Gabriel?

Cosas de mi madre. Ruth es mi primer nombre y Gabriel el segundo.

¿Un actor nace o se hace?

Un actor puede nacer, pero como no se haga no crece. Es importante trabajar, estudiar, investigar… lo más hermoso de esta profesión son las infinitas posibilidades de crecimiento y aprendizaje. El que llega a un momento en el que piensa que ya lo sabe todo se estanca. Y eso es una lástima.

Voy a decirte una serie de trabajos tuyos y me gustaría que me los describieses brevemente

– Bandolera: Puso a prueba mi capacidad de resolver a velocidad trepidante. El lujo de trabajar con Marta Hazas y el cariño de l@s fans.
– El Comisario: Una serie con maravillosos compañeros tanto profesionalmente como personalmente. Una familia.
– Días Contados: Siempre la he llamado “La Peli que me parió”. La  considero el principio de mi carrera.
– Nostromo: Una miniserie internacional en la que pude disfrutar de trabajar con gente a la que admiraba profundamente: Claudia Cardinale, Albert Finney, Colin Firth, Brian Denehey…

– El Gran Teatro del Mundo:  El privilegio de trabajar con el gran maestro Carlos Saura, y de crecer rodeada de unos compañeros a los que admiro y quiero, dándome la oportunidad de sentirme junto a ellos, grande en espacio escénico, quizá por primera vez en mi vida.

¿Podrías recomendarnos?

– Libro: Una oración para Owen Meany (John Irvin)
– Película: Don Giovanni (Carlos Saura)
– Disco: Concord on a Summer Night (The Dave Brubeck Quartet)
– Una obra de teatro: Confesiones a Alá (Arturo Turón)

Muchas Gracias a Ruth Gabriel por su tiempo y a todo su equipo que ha hecho posible esta entrevista.

Añade tu comentario