Querida Silvia:

Por primera vez en este blog, no escribo para comentar una obra de teatro o para publicar una entrevista. Por primera vez escribo una carta personal, y lo hago para ti, únicamente para ti. No sé si algún día te la podré hacer llegar, pero haré todo lo que esté en mi mano para conseguirlo. Porque quiero que sientas el calor y la fuerza de la gente que te admiramos como profesional y como persona. Y porque espero que esto sirva como medio para que todo aquel que quiera mostrarte su apoyo y cariño pueda hacerlo.

Si te soy sincera, nunca había hecho nada por el estilo, de hecho como ya te he dicho arriba, no sé si esto es un poco una locura que nunca conseguiré completar, pero bueno espero que con la ayuda de todos lo consigamos y esto algún día te llegue y te anime.

Tú y yo no nos conocemos personalmente, bueno sí, tuve la suerte de verte sobre las tablas con la obra “Días de Vino y Rosas” cuando pasaste con la gira por Sevilla. Y bueno, al final de la obra, una amiga y yo pudimos charlar contigo. Nos trataste con tanta amabilidad y tanta dulzura, que si te soy sincera, creo que ese instante fue uno de esos momentos en los que pasas de que simplemente te guste el trabajo de una actriz al momento en que le coges tanto cariño que ya le sigues hasta la eternidad. Y eso me ocurrió a mí contigo. Y aunque no sé si queda bien que diga esto, desde ese instante te seguí más, por ese momento que pudimos compartir junto a ti, en el que nos prestaste tu tiempo y tu atención, ya no puedo ser objetiva contigo, porque ahí sobrepasaste el límite en el que una persona puede mantenerse objetiva al verte. Por ese momento, aprovecho hoy para darte las gracias. Por atendernos y por aguantarnos. Por ser tan amable y por ser tan atenta. Por todo ello GRACIAS.

Y podría seguir dándote mil motivos más del porqué de esta carta, de porqué sin conocerte he decidido escribirte y organizar un poco esto, pero no quiero seguir aburriéndote. Sólo quiero que sepas que desde aquí te mando toda toda mi fuerza y todo mi cariño, porque estoy segura de que eres una luchadora, porque he tenido la suerte de sobre las tablas ver toda la fuerza y energía que desprendes, necesaria para estos momentos, y porque estoy segura de que con toda la gente que tienes a tu lado mandándote su energía y su amor vas a recuperarte muy rápidamente de todo esto. Así que sólo me queda decirte que ánimo, que te mando un besazo enorme y toda mi fuerza y cariño. Pero antes de acabar, decirte, que no sólo es de mi parte, si no que todo esto, es de parte de mucha gente que he tenido detrás, que sigue el blog y que me han pedido que publique esto para ti. Porque hay mucha gente dándote su cariño y esperando verte recuperada dentro de poco.

Espero verte muy pronto. Cuídate mucho y Aquí te esperamos.

Una respuesta

  1. Clara 3 mayo, 2011

Añade tu comentario