Nadie Sabe Nada se despide de Barcelona

NSN

Otra noche más de risas, otra noche en compañía de Berto Romero y Andreu Buenafuente, así que como siempre, otra noche para el recuerdo.

Durate dos días, Berto y Andreu volvieron a representar sobre el escenario del BARTS su espectáculo Nadie Sabe Nada, un trabajo donde la improvisación sigue siendo la protagonista de la noche.

A las 21.40h un vídeo se refleja en la pantalla central, en él podemos visionar un recorrido por las diferentes versiones de Nadie Sabe Nada, y una serie de fotografías personales de nuestros protagonistas. Al acabar, y entre los aplausos del público asistente, salen Romero y Buenafuente, ambos vestidos de negro y con una sonrisa reluciente se presentan ante el público.

Antes de comenzar lo que será la última representación de esta mini gira de dos días en Barcelona, Berto se queja a Buenafuente sobre la “franquicia” que está creando bajo el sello de Nadie Sabe Nada, y de la cual el no está siendo muy partícipe. Además, suben a un espectador asiduo al escenario y las bromas son continuas.

Ahora sí, una vez hecha las presentaciones y devuelto a su sitio al espectador asiduo, ya comienza la verdadera versión de Nadie Sabe Nada. La base sigue siendo la que ya he explicado en otras ocasiones. Son casi dos horas de espectáculo dividido en tres partes. La primera parte, como siempre, con los dos protagonistas sentados e intentando descubrir cosas personales sobre ellos mismos. Salen a relucir temas diversos, como las paternidades de ambos, las madres o algunas anécdotas con los fans. El público no para de reír, es increíble la química que desprenden, la conexión y el respeto entre ellos se nota y los espectadores lo disfrutamos. Risas y aplausos espontáneos son la banda sonora de la noche.

Tras casi una hora, la primera parte llega a su fin. El ritmo es muy bueno, la primera hora ha pasado deprisa, se nota que ya están acostumbrados a esto, que saben llegar al punto de descanso de forma natural para no saturar al público, pero tampoco relajarse mucho y hacer que éste pierda el interés.

La segunda parte, comienza con la ronda de actualidad. Aquí Bárcenas, Rajoy y demás personajes son las víctimas de sus comentarios. Comentarios mordaces pero muy merecidos, que dejan ver el enfado real que ellos mismos tienen por la situación que estamos viviendo en este país. Iván el Lagarto, guitarrista asiduo de todos los espectáculos de Berto, y al que ya pudimos ver en la versión de Nadie Sabe Nada de Navidad, es el encargado de ponerle música a esta parte en la que Andreu y Berto tienen que ir componiendo canciones con los temas más destacados de la noche. Berto más suelto y confiado, no duda en especificarle a Andreu que la base de una buena canción es la rima… Las risas se disparan y bajo el ritmo de Los Panchos, ambos componen lo que pueden.

Y esto llega a su final, la tercera parte comienza sin miedo alguno y tras imponer su ley con la voz en Off de la noche, Andreu deja el bate de beisbol y coge el carrito de las preguntas. A un ritmo bastante ágil se dedican a contestar las preguntas que los asistentes hemos ido dejando antes de entrar. Como siempre hay de todo, pero las preguntas sin sentido son las más risas nos provocan, e incluso hay alguna que es capaz de dejar perplejo al propio Berto, que se ofusca e intenta buscarle una lógica que no tiene.

La pena se sienta en el patio de butacas porque esto llega a su fin, porque tras más de hora y media de espectáculo, de risas y de felicidad, Nadie Sabe Nada tiene que acabar. El público aplaude entusiasmado y feliz, haciendo que tenga que salir a despedirse de nosotros incluso en tres ocasiones.

Creo que todos lo hemos pasado muy bien y hemos sido muy felices esta noche. Berto y Buenafuente gustan, son dos profesionales respetados y que se respetan entre ellos, y eso se nota en cada trabajo que les vemos. Entre ellos se nota la admiración que se tienen y agradecen siempre la que el público les  tenemos.

Nadie Sabe Nada acabó de momento anoche sobre el escenario, pero continúa en las ondas. Recordad que cada domingo a las 19.00h en la Cadena Ser podemos disfrutar de la versión radiofónica.

Muchas Gracias por otra noche de risas y de felicidad! Nos vemos pronto!

Añade tu comentario