‘Mitad y Mitad’ y su fórmula perfecta para hacernos reír

1

En el 2005 se formó una pareja con una química especial, con un humor que maravilló a gran parte del público de este país y ahora, cuatro años después, vuelven a reunirse para subirse juntos a las tablas de un teatro. Hoy os hablo de Mitad y Mitad, la obra que ha juntado de nuevo a Paco Tous y Pepón Nieto.

Escrita por Jordi Sánchez, conocido sobre todo por su papel en la serie ‘La que se avecina’ en donde da vida al famoso Recio, y por Pepe Anton Gómez, quien también ejerce las labores de director, Mitad y Mitad reúne tras la andadura común que tuvieron en la exitosa serie ‘Los hombres de Paco’, a Paco Tous y a Pepón Nieto, para interpretar esta divertida comedia, con un humor muy negro y muy directo.

Tras un lleno absoluto y continuado en Madrid y tras más de seis meses de gira por gran parte de la geografía española, el pasado jueves, aterrizó en el Teatre Condal de Barcelona esta comedia tradicional lleno de humor constante y muy regulado. Una obra que dura noventa minutos y que puede presumir de no tener altibajos narrativos, de no cansar al espectador y de poder hacer disfrutar a todo tipo de público.

El duelo interpretativo Tous-Nieto es brillante, demostrando como he dicho anteriormente, la gran química que juntos desprenden. El propio Paco nos lo confesaba: “Pepón es muy solidario y eso es de agradecer en la comedia. Nos entendemos muy bien”. Halagos a los que Pepón respondía: “Me gusta mucho trabajar con Paco. Nos conocemos muy bien”

La obra gira alrededor de una madre al borde de la muerte y dos hermanos con necesidad de cambios, con algún que otro secreto y sobre todo, con una lucha interna que muy pronto tendrán que dejar salir a relucir.

Yo anoche tuve la gran suerte de poder verla, de poder reírme junto al resto de los asistentes, de poder comprobar en directo que la química que transmiten a través de la televisión es la misma cuando los ves en directo, pero sobre todo, anoche pude disfrutar del gran talento interpretativo que tienen estos actores. Paco tiene presencia y fuerza sobre el escenario, no necesita hablar, con sólo mirar ya sabe lo que quiere y como lo quiere. Pepón por otro lado, transmite más ternura, más complicidad, consigue que el espectador siempre empatice más rápido con él. Por lo tanto, juntos, estos dos actores consiguen una unión perfecta en donde no es necesario más reparto. Ellos dos se bastan.

Así que ya seáis seguidores de estos dos actores o no, yo os recomiendo esta obra divertida y ágil. Un espectáculo con un guión lleno de gags muy acertados que conectan constantemente con todos los asistentes. Una obra que tiene la ecuación perfecta para hacernos reír. Una obra que merece ser vista.

Añade tu comentario