Mejor Blog de Cultura en la IV Gala Blogosur

Premio1

El Jueves por la noche recibí una de las mayores alegrías desde que comencé este blog hace ya más de cuatro años. Mi querido patio, este pequeño proyecto que tantas alegrías no para de darme, fue galardonado como Mejor Blog de Cultura en la IV Gala Blogsur.

El escenario escogido para tal ocasión fue el Teatro Lope de Vega de Sevilla, señales o no, ahí fue donde todo comenzó y allí es donde me planté junto a mis padres a las 20.00h como la organización nos pidió.

De manera puntual mi madre y yo nos bajamos del coche mientras mi padre buscaba un sitio para aparcar… Los nervios, mis preparativos fallidos de última hora y la cantidad de gente congregada dificultó bastante la localización de aparcamiento.

Los nervios que pasé sólo los saben mis padres, sólo ellos aguantaron como nadie mi tensión, mi seriedad y mi angustia. La nominación es un premio me diréis todos, y así es, es lo que no paraba de repetirme, es lo que no paraba de escuchar, pero por mi cabeza sólo pasaba lo feliz que estarían todas esas personas con este premio, el empujón que sentiría con este reconocimiento, lo felices que estaríais todos…

Un miembro del equipo me ve y dice: Vas del mismo color que la presentadora!!. Ya podéis imaginaros nuestras caras… Mi madre para hacer la espera más llevadera decide que es hora de hacernos unos selfies de recuerdo y lo que dice una madre va a misa, eso lo sabéis todos. Acabamos y me acerco a preguntar a la puerta, todavía no podemos pasar, mi madre ya empieza a estar nerviosa también, veo a mi padre a lo lejos, le hago una señal, ya estamos los tres listos y el destino otra vez hace que las puertas se abran en ese mismo instante para que accedamos juntos. Saludo al portero, ese mismo portero que tantas veces me ha visto pasar por esa misma puerta cada fin de semana. Recogemos nuestro regalo y saludo al primer miembro de la organización que veo. Ya está todo listo, así que vamos a ocupar nuestros asientos.

Mi madre a la izquierda y mi padre a la derecha. Uno a cada lado, eso es de guión. El móvil no para de iluminarse, los whatssaps de apoyo no cesan, (por nervios, timidez y mil motivos más sólo pude decírselo a unas pocas personas, disculpadme el resto). Los minutos pasan, el Teatro se va llenando poco a poco. Los asistentes se saludan, se abrazan… mis padres y yo estamos cada vez más nerviosos y por qué no decirlo, un poco perdidos… Las cámaras ya están en movimiento, los whatssaps de.. “No os veo! o ¿Dónde estáis? “ son constantes en el móvil de mi padre, y digo en el de mi padre porque yo tuve que desconectarlo, demasiados nervios como para poder contestar de una manera decente.

Por fin las luces se apagan y parece que esto comienza. La IV Gala Blogosur que se encarga de premiar a los mejores twitteros y blogueros de Sevilla en diferentes categorías va a comenzar. Se abre el telón y aparece el cantante sevillano Hugo Salazar interpretando un tema de Antonio Orozco. Acaba su bonita actuación y aparecen los presentadores. Agarro las manos de mis padres y me dispongo a intentar “disfrutar” de la noche. Actualidad y Tecnología, esas fueron las dos primeras categorías premiadas. Me seco las manos en el pantalón de mi padre…

Salen los presentadores, patrocinio de la ONCE y es el turno a Premio al Mejor blog de Cultura. Mi barriga da un vuelco, mano de papa, mano de mama y a respirar… El segundo premio es para El Acomodador de Ali Trujillo. Suelto las manos de mis padres, y por mi cabeza todo desaparece. Creo que todo ha terminado.  Mis padres no desisten y vuelven a agarrarme, todavía queda el Primer Premio. Respiro, aprieto esas extremidades que tan lesionadas acabaron y suena: “En el Patio de Butacas de Sara Bandrés” A mi madre se le escapa un grito, yo me levanto mientras que mi padre queda agachado… Recorro el pasillo central y tras apretar la mano de la pobre azafata que me ayudó a subir al escenario recojo mi premio. Miro al público, por suerte no veo nada, sólo oscuridad. Respiro e intento pensar: Venga Sara, que no se te quede nadie en el tintero!… “Doy las Gracias a la organización, al Teatro, a todos los profesionales que se han sentado en mi butaca cediéndome su tiempo, a todos los seguidores del blog que día a día deciden consultar las noticias en mi pequeño patio, a mis padres (ellos si que deberían subir a recoger innumerables premios) a mi abuela, (cuanto tiempo llevo? Quizás debería cortar ya… Venga resume Sara…) Y a todas esas personas que sé que ahora están siendo tan felices como yo. (Amigos, Familia… todos sabéis quienes sois). Doy las gracias y me aparto. Todavía quedan más premios pero yo estoy en mi mundo, encima del escenario observo el Patio de butacas e imagino a mis padres. Sigo sin ver nada, sólo oscuridad. Los Premiados nos felicitamos y sonreíamos. La ONCE nos hace un precioso regalo mientras nos hacen la foto de rigor. Sonrisa y para abajo. Pobre azafata, vuelve a ayudarme a bajar y su mano es mi víctima de nuevo.

Pasillo para arriba, busco mi asiento sin soltar mi premio, me siento y como era de esperar los tres rompemos a llorar… Bueno, mi madre simplemente no había parado… Abrazos, besos y más llantos. Miramos mi cuadro, comprobamos que ahí realmente está escrito mi nombre y el nombre de mi blog. Una sonrisa se dibuja entre tanta lágrima. Ya era nuestro. Ya era vuestro. Ya es de todos. Móvil recalentado de nuevo y mucha paz.

La gala continúa, quedan más premios por entregar. Pero no os voy a mentir, yo ya la vivía de otra manera, yo ya respiraba, ya reía… Durante el resto de la noche, la gala estuvo amenizada por La Banda más larga y además, otro punto a destacar fue la traducción simultánea para personas con discapacidad auditiva. Los premios no cesan, y como broche final de nuevo Hugo Salazar sale al escenario. Todos los Premiados subimos para hacernos la foto de familia y fin. El telón se cierra y todos respiramos. Fotos, saludos, felicitaciones, presentaciones, más fotos…

Esta es la crónica no sólo de una de las noches más especiales de este blog sino de una de las más especiales de mi vida. Un día que quería compartir con todos vosotros, con los que siempre me ofrecéis un apoyo incondicional, aquellos que creéis siempre más en este proyecto que yo misma. Vosotros, esas personas maravillosas que día a día decidís pasar por aquí y que me seguís a través de las redes sociales. Y también por supuesto, con esos profesionales que me prestan su tiempo y se sientan en mi butaca.

Gracias Blogosur por este premio. Gracias por este empujón. Gracias a todos los seguidores de en el Patio de Butacas. Esto es vuestro.

Añade tu comentario