Martes Clásicos: La Escopeta Nacional

La-escopeta-nacional1

La Escopeta Nacional es la primera de las películas que forman la trilogía de la familia Leguineche, la cual se rodó entre 1978 y 1982, y que se completa con Patrimonio Nacional, y Nacional III. Son películas con guiones escritos por la pareja Luis García Berlanga y Rafael Azcona, que repetían colaboración tras su éxito quince años antes con El Verdugo en 1963, de la cual hablaremos proximamente. En ella nos cuentan las peripecias de Jaime Canivell, un empresario catalán interpretado por José Sazatornil, que viaja a Madrid con su secretaria/querida, a quien da vida la actriz Mónica Randall,  para celebrar una cacería financiada por él mismo, con el fin de hacer contactos con gente influyente para su negocio de porteros automáticos electrónicos. Todo comenzará a salir mal desde el momento que llegan a la finca. Allí encontrarán innumerables personajes, a cada cual más excéntrico y a los cuales tendrá que ganarse.

Un reparto excepcional compuesto por algunos de los actores más importantes de la época. El Marqués de Leguineche y propietario de la finca es Luis Escobar, actor a quien siempre recordaré por su intervención en quizás una de las películas con menos renombre de las que ha realizado, pero que fue una de las películas que marcó mi infancia, Las Aventuras de Enrique y Ana. Su hijo, Luis José de Leguineche, heredero de las tierras y onanista es Jose Luis López Vázquez. Y su criado Segundo, está representado por el gran Luis Ciges. Otro de los actores que marcaron mi infancia, y seguramente la de todos los de mi generación, es el que da vida a Álvaro, el ministro de industria, este es Antonio Ferrandis, quien siempre será recordado por su papel de “Chanquete”. El capellán del pueblo y enfervorizado franquista está interpretado por Agustín González. Y en el papel de la actriz Vera del Bosque, causante de la mayoría de todos los líos de amores en la cacería, tenemos a Barbara Rey.

Con este reparto y un guión totalmente alocado, el director Luis García Berlanga logra un cómico retrato de la burguesía, iglesia y políticos de la época. Una comedia rápida, fresca y con un humor inteligente que nos trae una representación a través del prisma del director valenciano de lo que eran las cacerías de Franco.

La Escopeta Nacional es un clásico muy actual, ya que 35 años después de su estreno aún puede representar a muchos de los personajes de nuestra actualidad.

Añade tu comentario