‘Los Miércoles No Existen’ llenan el Teatro Lara

Cartel-50x70-3-temp-289x400

El teatro está viviendo uno de sus mejores momentos, y es que aunque se esfuercen por ponerle trabas como la subida del IVA o el cierre de numerosas salas, no es casualidad que últimamente a todas las funciones que estoy yendo, el público llene por completo el patio de butacas y disfrute desde el comienzo de la obra. Y eso es algo que me volvió a pasar la otra noche con Los Miércoles No Existen, una de las mejores obras que he visto en mucho tiempo.

Los Miércoles No Existen no es sólo llamativa por el título que nos ofrece, ni por la dirección de Peris Romano (director de la divertida película 8 citas) ni incluso por contar con un doble reparto intercambiable según el día. Los Miércoles no existen está siendo un éxito en Madrid porque cuenta con un reparto de lujo para dar vida a un historia de vidas cruzadas en donde la eliminación de la cuarta pared así como el uso de números musicales es algo fundamental para el disfrute de los allí presentes. Por suerte, ya he podido disfrutar de esta obra y he podio unirme a ese grupo numeroso que provocan que cada noche en el Teatro Lara de Madrid se cuelgue el cartel de “No hay entradas” . Y es que, Los Miércoles No Existen empezó con un pronóstico de sólo un mes en la sala El Sol de York de Madrid, luego se alargó e incluso realizó una gira por España, hasta que ahora, acaba de estrenar su tercera temporada en el Teatro Lara de Madrid. La noche de mi asistencia era el segundo reparto el que le tocaba representación, por lo que esa noche salían a escena a Marta Solaz, Daniel Guzmán, Mónica Regueiro, Bárbara Grandío, Javier Rey y Armando del Río. Los seis conforman un reparto brillante en el que el espectador puede sentir debilidad por cualquiera de ellos, ya que es muy fácil empatizar con cualquiera de sus protagonistas. Personalmente destacaría las actuaciones de Daniel Guzmán y Marta Solaz, dos actores con mucho carisma que consiguen enamorar al patio de butacas y saben llevar el peso de la obra. A Peris Romano se le da muy bien dirigir historias entrecruzadas como ya demostró con la película ‘8 Citas’. Ahora vuelve a hacerlo sobre las tablas de un teatro y de nuevo con un reparto coral de lujo. Historias que se entrecruzan, pequeñas decisiones que pueden cambiar tu vida, personajes de a pie, escenografía sencilla pero especial e interpretaciones brillantes, son para mí, las claves de esta ‘dramedia romántica’ llena de efectos dominó, con un guión perfectamente equilibrado para que aún a pesar del horario de algunas funciones, el espectador esté atento a las historias y no desconecte ni un segundo.

Recordad que podéis disfrutar de esta obra indispensable los fines de semana en el Teatro Lara de Madrid.

No os arrepentiréis

Añade tu comentario