Los Hijos de Kennedy, un repaso por la historia

los-hijos-de-kenedy

Estamos de enhorabuena, y es que cinco de los mejores actores de nuestro país se han reunido para subirse juntos a las tablas de un teatro. Y no lo hacen de cualquier manera, estas cinco joyas lo hacen bajo la dirección de Jose María Pou, actor y director teatral de gran reconocimiento nacional.

Ellos son Emma Suárez, Álex García, Fernando Cayo, Ariadna Gil y Maribel Verdú, los cuáles se unen para representar la obra Los Hijos de Kennedy, pero sólo lo harán por un tiempo limitado y sobre el escenario del Teatro Cofidis de Madrid.

Cinco personas, cinco desconocidos, cinco historias independientes que se encuentran en un bar. Cinco extraños que nos contarán lo que fueron los 60 para ellos, cómo vivieron esa época y esos años. Porque esta obra nos representa como una misma década puede ser tan diferente para cada persona o para cada movimiento. Y es que tenemos a la hippie y pacifista, al joven que tiene que luchar en la guerra, a la admiradora de Marilyn, al artista bohemio y a la ciudadana “normal” cuyo su mundo se desmorona por el asesinato del Presidente Kennedy. Cinco personas, cinco historias representadas por cinco actores que nos tienden una mano a los espectadores, para compartir con nosotros sus historias más personales sobre lo que fue una de las décadas más cambiantes de la historia.

Personalmente creo que esta obra, merece la pena ya de primeras sólo por el elenco que nos ofrece, y es que el poder disfrutar de estos cinco actores a la vez y en directo, es un lujo que muy pocas veces se pueden dar. Luego además, aunque son cinco historias independientes sin apenas interacción entre los actores, ésto da lugar a que podamos ser conscientes del talento de cada uno de ellos mediante los monólogos que constantemente representan. Estos cinco actores se exponen a un reto interpretativo de alto nivel, que alcanza desde el más joven del elenco como es Álex García a las más veteranas y reconocidas como puede ser toda la parte femenina del reparto.

De Álex García me gusta su don para mostrar emociones, esa facilidad que tiene para pasar de un estado “normal” a un profundo y sincero llanto. En cada trabajo que hace lo demuestra sin problemas y nunca deja de sorprenderme.

De Fernando Cayo me sorprende la versatilidad interpretativa que tiene. Como puede darte un miedo atroz en una obra y producirte una gran ternura y simpatía en otra completamente distinta.

De Emma Suárez me quedo con su naturalidad, la capacidad que tiene para hacer que la interpretación parezca fácil.

Ariadna Gil desprende una fuerza que se contagia, pero a la vez es capaz de ser frágil como nadie. Es increíble.

Y Maribel Verdú sigue demostrando porque es una de las mejores actrices que siempre habrá en nuestro país y en nuestra historia. Ella puede ser Marilyn o quien ella quiera, no hay papel que se le resista.

Para mí, Los Hijos de Kennedy es una obra que no tiene desniveles ni tiempos muertos, es una obra diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, a una forma diferente de teatro pero con un alto nivel.  Y es una obra que se caracteriza por tener el sello de José María Pou. Así que no  me queda otra opción, que recomendársela a todos aquellos que queráis disfrutar de cinco de los mejores actores de nuestro país durante casi dos horas de duración.

Añade tu comentario