Crítica de la película: La Voz Dormida

Una película imprescindible con interpretaciones sobresalientes

la-voz-dormida-cartel1

Hay películas que pasan por tu vida y permanecen en tu memoria para los restos… esto es lo que me pasó con La Voz Dormida, la última cinta del director sevillano, Benito Zambrano y que hoy quiero sacar del baúl de los recuerdos.

La Voz Dormida se estrenó en el año 2011 y está basada en la obra homónima de Dulce Chacón. La historia nos sitúa en la represión franquista durante la posguerra española, y las encargadas de hacernos sufrir son las actrices Inma Cuesta y María León, que dan vida a las hermanas Hortensia y Pepita, protagonistas del film. La primera está encarcelada en la cárcel de Ventas y además se encuentra embarazada de su primer hijo mientras espera que se realice su juicio. Por otro lado, está Pepita, que viaja desde Córdoba hasta Madrid para ayudar a  su hermana en todo lo que pueda para que ésta no sea condenada a muerte. A partir de ahí Benito con su don para contar historias nos narrará el proceso del juicio de Tensi y la vida paralela que seguirán nuestras maravillosas protagonistas junto al resto de personajes encarnados por Daniel Holguín, Marc Clotet o Miryam Gallego entre otros.

Benito Zambrano cuenta que nunca se había planteado hacer la adaptación de una novela, pero que tras llegar ésta a sus manos durante su encierro por el guión de Habana Blues, se enamoró con sólo leer unas páginas, así que decidió ponerse en contacto con su autora para que trabajaran mano a mano en el futuro guión de la película. Esto finalmente no fue posible ya que Dulce falleció de un cáncer de páncreas poco más tarde. Pero Benito que tuvo la suerte de conocerla y reunirse en un par de ocasiones con ella, decidió que ésta película ya no sólo la tenía que hacer por él, si no en honor a su autora. Así que se puso manos a la obra y acabo creando esta preciosa película, un regalo de esos que no creo que se puedan olvidar ni mejorar. Y es que Benito tiene un talento especial para sacar lo mejor de sus actrices y de llevarlas por un camino de sensibilidad y fuerza digno de admirar.

Centrándome en el elenco principal de la película, para mí el pilar de esta película y uno de los motivos principales de su éxito, es María León, y es que aunque María está afincada en la comedia, en esta película nos demuestra que igual nos hace reír que llorar, y todo con la misma facilidad. Porque aunque teóricamente, no se nos presenta al público como la protagonista de la misma, ya que esta labor se la adjudican a Inma Cuesta, creo que es la actriz sevillana la que lleva finalmente todo el peso de la película, atreviéndome a decir incluso, que sin María esta película no hubiera sido lo mismo. Además, el talento de María en su debut cinematográfico se ha visto reflejado en la cantidad de premios que ha recogido, como la Concha de Plata a Mejor Actriz en el Festival de San Sebastian, el Goya a Mejor Actriz Revelación y el Premio Unión de Actores a Mejor Actriz Protagonista de Cine.

Pero esta película no sólo ha significado premios para María, su compañera, Ana Wagener se hizo por fin con un merecido Goya a Mejor Actriz Secundaria y el Premio Unión de Actores a Mejor Actriz Secundaria por su papel de Mercedes, una de las funcionarias de la Prisión de Ventas.

Ahora, por otro lado, si nos centramos en su otra protagonista, Inma Cuesta, no nos quedamos cortos en lo que halagos se refieren. Inma interpreta a Tensi, la protagonista de la película, y gracias a su gran trabajo, fue nominada al Goya por primera vez como Mejor Actriz Protagonista, aunque el premio finalmente recaería en Elena Anaya por su papel en “La Piel que habito”. Pero Inma actúa en una linea constante de perfección, fuerza y naturalidad, algo a lo que nos tiene muy acostumbrados y que ésta vez no iba a ser diferente. Por lo que acaba convirtiéndose en luchadora roja con garra y coraje para acabar siendo una Tensi perfecta.

Además de los reconocimientos individuales, la película de Zambrano también ha cosechado éxitos grupales. En septiembre del 2011 fue preseleccionada por la Academia de Cine , junto a “La Piel  que habito” y “Pa Negre” para competir por el Óscar a Mejor Película de Hablo No inglesa, aunque finalmente sería la cinta catalana la encargada de tal labor.  Además, también fue seleccionada para participar en la Sección Cinema Europea de la 55 Edición del Festival de Cine de Londres celebrado en octubre del 2011 y obtuvo tres de los nueve Goya a los que aspiraba.

Por todo ello, creo que La Voz Dormida es una película de esas que no deben dejarse de ver, porque cuenta historias que no pueden ser olvidadas, porque es capaz de hacerte llorar y reír a la vez, porque tiene actuaciones verdaderamente impresionantes y porque esta es nuestra historia y hay muchas personas que tienen que ser homenajeadas por todo lo que lucharon. Por todo ello, os recomiendo esta película, no dejéis de verla.

Añade tu comentario