Entrevista a Eva Marciel por la obra ‘Dos días’

"Esta obra no te va a dejar indiferente. Te va a mover algo."

EvaMarciel_Entrev

Desde el pasado mes de enero, se representa en el Teatro Lara de Madrid, el montaje ‘Dos días’. Y si hace unas semanas, tuve la fortuna de volver a conversar con su protagonista masculino, Guillermo Barrientos, hoy, es la parte femenina de la obra, Eva Marciel, quien se sienta en este Patio de Butacas, para hablarnos de este trabajo en donde no solo ejerce las labores de interpretación, sino que ha vuelto a meterse como productora. 

Presentar a una actriz como Eva Marciel es muy fácil. Licenciada en Comunicación Audiovisual y doctorada en Historia del Cine por la Universidad Complutense de Madrid, es una intérprete de sobra conocida por el público de nuestro país, ya que desde que en 1994 debutase con la cinta ‘El día nunca’, no ha parado de trabajar, pudiendo tocar todas las áreas interpretativas que su profesión ofrece y ampliando sus trabajos en la pantalla grande con los títulos ‘Pajarico’, ‘Más de mil cámaras velan por tu seguridad’, o más recientemente con ‘Segundo asalto’. Además de dos coproducciones europeas, como la franco-española ‘Fiesta’ y la italo-española ‘Navidad en Nueva York’.

Aunque si en un ámbito es conocida mi invitada de hoy, es en la televisión, ya que ha trabajado en series de éxito como ‘El súper’ en donde se mantuvo como protagonista durante más 300 capítulos, y a la que posteriormente le siguieron otros títulos destacables como ‘Hospital central’, ‘La dársena en poniente’, ‘Yo soy Bea’ y  ‘Ciega a Citas’. Sumando también, las Tv movie ‘Historia de Estrella’ y ‘Mi gitana’.

Por otro lado, se ha dejado ver en el mundo del cortometraje a través de ‘Ella me mira’, ‘Teki’ y ‘Diez minutos’. Este último, obtuvo el Premio Goya a Mejor cortometraje en 2004 y por él, la actriz madrileña obtuvo diversos premios y reconocimientos en numerosos festivales gracias a su interpretación.

Ahora, Eva Marciel, vuelve a subirse a las tablas, para hacernos vibrar con su talento en directo gracias a la obra ‘Dos días’, su nuevo trabajo teatral y del que hemos hablado en la siguiente entrevista.

Desde el pasado mes de enero, podemos verte junto a Guillermo Barrientos en la Sala Off del Teatro Lara de Madrid con la obra ‘Dos días’ y aunque es difícil describirme la obra sin spoilear mucho… ¿Qué puedes contarme sobre ella?
Es un puzzle emocional de dos personas, un hombre y una mujer. Pero es un puzzle emocional tanto para los actores como para el espectador, y no terminas de armarlo hasta que ha terminado la función. Ni los actores tampoco. Lo que me gusta de esta historia es que es un puzzle en ambos lados de la cuarta pared.

¿Podrías describirme tu personaje?
Soy Silvia, una mujer de mediana edad que tiene un niño pequeñito, con una profesional liberal y con una vena artística. Es una mujer sensible que por circunstancias de la vida está sufriendo un poco por amor, pero es contemporánea y absolutamente identificable, podría ser tú o yo. Cualquier chica urbana, de clase media o media alta podría identificarse con Silvia.

¿Es una obra con la que podríamos empatizar?
Es que yo creo que la emoción es la cosa más empática del mundo. No hay una historia más universal que algo que hable sobre la emoción humana.

¿Cómo es el estar solo dos personas sobre el escenario? ¿Hay lugar para la improvisación o tenéis el texto muy marcado?
El texto está muy bien escrito, entonces en la medida de lo posible intentamos respetarlo porque hay giros que están tan bien escritos que son difíciles de improvisar. Pero tanto Guillermo (Barrientos) como yo, somos dos actores a los que nos gusta bastante improvisar, por lo que siempre hay aportaciones. Es llevarte el texto a ti.

Es una función muy cinematográfica desde el punto de vista de que es como si te colaras en la habitación de hotel en donde se encuentran los personajes, y por un agujerito les estuvieras espiando. Es todo muy íntimo y eso hace que a veces nosotros mismos digamos las cosas desde un lugar que es más personal, pasan el filtro y te lo llevas a ti, pero intentamos respetar el texto.

¿Qué le dirías al público para que fuera a veros?
Les diría que de vez en cuando hacer un viaje emocional teatral es algo que sienta muy bien y es casi terapéutico (ríe). Son de estas funciones que no te dejan indiferentes. Te pueden encantar o te pueden horrorizar, pero es una función que te va a mover algo. También es ir preparado a esto, a vivir una experiencia. Yo creo que es el público se va a sentir por un momento como un voayeur presenciando algo muy íntimo de dos personas, y con esto no me refiero a desnudez ni a sexo, sino a otro tipo de intimidad.

¿Cómo acabas tú psicológicamente la función al ser un trabajo tan emocional?
Cada ensayo es un viaje emocional distinto y eso es una cosa que me encanta de esta función. Es como que me subo a un barco que no sé muy bien donde me va a llevar y a la vez me asusta, porque pienso: “Dios mio! tengo un público y se espera de mi un resultado”. Yo misma pierdo ese timón porque es tan íntimo y con una desnudez emocional tan grande de los dos que depende de cosas muy sutiles que acaban provocando que el barco me lleve a diferentes sitios…

Nos está gustando que es una función muy variable y a nosotros como actores nos parece super excitante porque es un reto nuevo aunque a la vez nos asusta, porque hay días que son mejores que otros o que nosotros lo vivimos de una manera o de otra. Además, yo creo que es una función que se puede ver varias veces y en cada una verás diferentes cosas.

También ejerces de productora…
Yo esto no lo hacía desde hace muchísimos años… Me iban llamando de productoras establecidas y con nombre en el mercado e iba trabajando en producciones más o menos grandes. Pero tenía ganas de primero: hacer un texto contemporáneo. Segundo: de hacer una cosa pequeña y que dependiera más de los actores y menos de lo demás. Era algo mío personal, de reconectar con lo que a mi realmente me apasiona de mi profesión, que es el riesgo. Y, quería un texto que tuviese una meta, que tuviese que asumir riesgos y en donde me sintiese en peligro. Suena un poco masoca así dicho (ríe)

Pero sí, me apetecía hacer algo distinto, arriesgar, jugar… y cagarla, porque sé equivocarme, y esto a veces pasa en esta función. Y con otros proyectos más grandes, te dejas menos margen a jugar, y al final, actuar es jugar y yo quería reconectar con esto que es para mí es el origen de mi profesión, Apareció este texto y dije: “Dios! Esto es lo que estaba buscando” y estando mano a mano con el director, buscamos el actor y le mandamos lo que había.

Además, hemos tenido la suerte de tener un mecenas, porque todavía  hay gente que cree en el arte y en la cultura. El Ayuntamiento de Serrada (Valladolid) y sus bodegas nos ha ayudado en todos los sentidos, nos ha dado dinero, todo el vino que sale en la funciones y hasta las copas en donde se sirve las copas!!

Un ejemplo a seguir…
Es que levantar este tipo de producciones en donde ya estamos poniendo nuestro trabajo, nuestras horas de ensayo y ya si encima tenemos que pagar nosotros todo… Es que hay un punto en el que te cuesta trabajar. Cuesta mucho trabajo levantar un proyecto en el que estás pagando para que la gente venga a verte. Es muy triste pero es así. En un Off no se gana dinero. Así que conseguir un patrocinador hace de repente el que proyecto se levante. Y en ese sentido, gracias al patrocinador, todos los elementos de la función, que son pocos porque es un Off y hemos querido ser modestos y poco pretensiosos, están muy cuidados.

El vestuario es una pasada. Nos ha hecho toda la ropa a medida Antonio Posadas, un diseñador español de alta costura que a mi me gusta mucho, junto a Sonia Hernández, que es la estilista y que ha hecho que todo sea armónico. Además, yo desde el principio veía un vestuario como un poco de Hitchcock, un poco atemporal y que me lleva al cine clásico.

Es la primera vez que compartes escenario con Guillermo Barrientos ¿Qué te ha aportado como actriz?
Yo que me subo a un escenario para pasármelo bien porque aunque sobre las tablas esté sufriendo, me lo estoy pasando bien, y en ese sentido conecto muy bien con Guillermo porque el también es disfrutón. Es un actor generoso y divertidísimo. Además, es muy disciplinado. Estoy feliz de trabajar con él, tenemos muy buena química y eso es algo imprescindible para este tipo de trabajo.

Me parece un excelente actor. Tiene mucha presencia y una voz… A veces me siento muy pequeña a su lado. Me parece un grande y le auguro mucho éxito.

Te hemos podido ver en diversas áreas interpretativas, pero… ¿Qué es para ti el teatro?
Es un motor en mi vida. Me hace volar y ser feliz, le da sentido a una parte de mi vida muy importante.

¿Entiendes tu profesión sin el teatro?
No. Yo puedo estar un tiempo bajada de los escenarios por diversas circunstancias, pero yo por defecto siempre tengo un proyecto teatral entre las manos.

Ahora, llega la última pregunta, el tipo test para conocer mejor vuestros gustos. Me gustaría que me recomendases…

– Un libro: ‘Cien años de soledad’ de Gabriel García Márquez.
– Una película que hayas visto recientemente: ‘La llegada’ de Denis Villeneuve.
– Una película que no olvidas: ‘E.T.’ de Steven Spielberg.
– Un disco o cantante: U2.
– Un cortometraje: ‘Diez minutos’ de Alberto Ruíz Rojo.
– Una serie de TV que sigas actualmente: ‘House of Cards’.
– Una serie de Televisión que recomiendas a todo el mundo: ‘Los Soprano’.
– Una obra de teatro que hayas visto recientemente: ‘La clandestina’.
– Una obra de teatro que quieras ver: ‘La clausura del amor’.

**’Dos días’ se puede disfrutar cada miércoles en la Sala Off del Teatro Lara de Madrid **

Añade tu comentario