Entrevista con Miguel de Lucas por su libro: ‘Hay un mago en ti’.

"La magia se define como la capacidad de ver posibles aquellas cosas que en un principio nos parecen imposibles"

Miguel de Lucas Entrevista en el Patio de Butacas

Hoy dejo por un momento el teatro y el cine, y me voy al mundo de la magia en formato literario, porque hoy converso con Miguel de Lucas sobre su libro ‘Hay un mago en ti’. Un primer trabajo literario cuya intención es enseñarnos a sacar la magia que hay en nosotros mismos para aprender a enfrentarnos al mundo con positivismo y mostrar esa versión mejorada que guardamos en nuestro interior.

Mi invitado de hoy es un profesional de la magia que lleva presentando el programa ‘Un país mágico’ de La2 desde hace cuatro temporadas. En él, nos muestra los rincones más especiales de nuestro país de una forma más mágica de lo habitual. Además ahora, mezcla su faceta de ilusionista con sus experiencias personales para enseñarnos a través de este nuevo trabajo a sacar la mejor parte de nosotros mismos y demostrarnos que de la depresión se puede salir.

Un trabajo que pretende romper el tabú sobre acudir a un psicólogo o a un psiquiatra, para a través de la magia, la perseverancia y la buena actitud, demostrar que los sueños podemos cumplirlos. Solo hay que proyectarlos y creer en la persona que habita en nuestro interior.

Además, con Miguel de Lucas reactivo los audios y a partir de ahora intentaré que también podáis escuchar las entrevistas mediante el canal de Podcast. Ahí las encontraréis al completo, ya que por tema de espacio en algunas ocasiones como es esta, aquí estarán siempre más resumidas. Podéis encontrar la conversación al completo al final de la entrada.

Vienes a hablarnos del libro que has publicado titulado ‘Hay un mago en ti’ ¿Qué puedes contarnos sobre él?
Es mi primera incursión en el mundo de la literatura y hay que decir que es un libro que tiene una pequeña parte autobiográfica donde cuento un poquito algunas de mis experiencias personales en el entorno del mundo de la magia y del ilusionismo, pero a partir de ese punto el libro habla sobre cómo aplicar las técnicas del mundo de la magia y el ilusionismo a nuestra vida personal.

Yo creo que en ese sentido el libro sí puede suponer una pequeña novedad porque además también es una pequeña alegoría al positivismo y a las ganas de vivir, a vivir el momento y sobre todo a desmitificar el hecho de acudir a profesionales de la salud mental cuando uno realmente lo necesita.

El libro sale justo ahora aprovechando la visibilidad que me ofrece el programa que presento en La2 de Televisión Española, ‘Un país mágico’ y me parece muy curioso que alguien que se dedica a trasmitir ilusión en un programa, conociendo los lugares más mágicos de España, haya pasado por una etapa gris y de tristeza y que haga partícipe a toda la gente que le sigue en estos momentos.

Una de las cosas que más me gusta del libro es que se centra en normalizar un tema que parece ser todavía tabú como es la salud mental ¿Tú crees que hoy en día de cara a la sociedad sigue siendo un tema delicado para aquellos que acuden al psicólogo o al psiquiatra?
Sí, de hecho yo siempre pongo el mismo ejemplo. Te encuentras con un amigo que viene con una pierna rota y le preguntas: ¿qué tal? y te dice que viene del traumatólogo y no le damos importancia. Sin embargo, si te dice que viene del psicólogo o del psiquiatra, dices: ¿Qué te pasa? ¿Estás loco?. Una expresión que yo no sé muy bien qué significa.

Yo creo que en nuestro país hay unos profesionales maravillosos del mundo de la salud y que estos profesionales lo que hacen es ayudarnos a gestionar nuestras emociones, y creo que es muy importante cuando somos conscientes de que no estamos sabiendo gestionar nuestras emociones, y nos estamos sintiendo mal pero no nos duele el médico de poder acudir a un profesional, que para eso están.

Además hablas en el libro de unas técnicas, ¿de dónde salen? Por tu experiencia personal o por otras vías?
Los técnicas proceden de dos fuentes fundamentales. La primera fuente son los quince años que llevo como ilusionista en el que me he dado cuenta que los magos tenemos en muy poco tiempo que conectar con el público, darle emoción, ilusión y empatía. Y creo que son valores fundamentales a la hora de tener una vida plena.

Cuando la emoción está alta, la inteligencia está baja, y esto es algo que lo magos usamos mucho para poder de alguna manera controlar la atención del público. Todo el mundo sabe que la magia tiene un pequeño componente de creatividad, de truco y que la gente no sabe. Lo que hacemos es aplicar esta técnica cuando la emoción del público está alta porque la inteligencia está baja. Esto trasladado al plano de vida más cotidiano, sería por ejemplo un informe que leí el otro día: «La mayor parte de pequeños accidentes de tráfico (por supuesto sin accidentes mortales, ni daños personales) más del 80% no llegarían ni tan siquiera a discusión sin en vez de intentar solucionarse en el momento en que se produce el accidente, se hiciera dos horas después». ¿Por qué? porque en el momento del incidente nuestra emoción está tan alta que no le permite a nuestra inteligencia funcionar.

Y estas técnicas que nos acabas de explicar, ¿también son aplicables a la «versión mejorada» de nosotros mismos de la que hablas en el libro?
Sí, yo creo profundamente en esta idea. No es algo esotérico, metafórico, no es algo que no exista. Yo creo que todos tenemos dentro de nosotros mismos una mejor versión con la que a través de esfuerzo y disciplina podemos conectar con ella. Y esa mejor versión de nosotros mismos nos va a ayudar para conseguir cosas que en un principio nos parece imposibles.

La magia en este libro se define como eso mismo: La capacidad de ver posibles aquellas cosas que en un principio parecen imposibles. Creo que tenemos mucha más fuerza de la que nos podemos imaginar, lo que pasa que la tenemos escondida y muchas veces no sabemos cómo conectar con ella, pero nos las tenemos que creer. El primer paso para crear siempre es creer.

Yo entiendo que existan muchas personas que piensen que los libros que se catalogan como de autoayuda o desarrollo personal, puedan tener algo de humo, pero yo te doy mi palabra de que todo lo que hay en este libro son cosas que yo he vivido en mi persona y cosas que creo que pueden funcionar para ayudarnos a tener una vida más plena, y es que en el momento que poco a poco nos vamos sintiendo mejor con nosotros mismos, esa conexión con esa mejor versión de nosotros mismos se va produciendo de una manera mágica hasta que te das cuenta que estás viviendo el presente. Y esto a mi me ha pasado. Después de unos periodos de ansiedad y de depresión muy duros, pues día a día me encuentro bien, cumpliendo sueños, viviendo de un trabajo que genera más tensión de la que me gustaría, y convirtiendo esa tensión en emoción que es otro de los trucos que comparto en el libro: Convertir la atención en emoción.

¿Cómo pasas de presentar el programa ‘Un país mágico’ a reponerte de tus problemas personales que nos has contado a sacar a La Luz este proyecto?
Tenía muchas ganas de escribir desde hace mucho tiempo. Cuando acabé mi formación universitaria hice un máster en inteligencia emocional y a partir de ahí me di cuenta de que la mayoría de los profesores nombraban la palabra magia siempre que iban a dar sus módulos. Yo en aquella época era mago profesional pero nunca había salido en televisión, y a partir de ese momento empecé a hilar cosas, estuve muy atento en ese máster y prácticamente la idea del libro la tenia, pero es cierto que me faltaba un poquito el apoyo de la tele y esa visibilidad que a día de hoy sigue proporcionando.

En las presentaciones que hacemos con gente que ya se ha leído el libro o que se lo va a leer, intentamos que sean presentaciones muy especiales y en donde la magia juega un papel muy importante.

Además, en el libro cuentas con la aportación en uno de los capítulos de la psicóloga Mayte Carrascal. 
Sí, tanto de Mayte Carrascal que fue mi psicóloga durante todo el proceso como de Lorena Bartolomé que fue mi psiquiatra, se lo propuse porque pensé que estaría muy bien tener una visión externa y profesional de lo que a mi me había ocurrido. Con el único objetivo de que cuando la gente lo lea, se sienta identificada y diga: «Anda! Si a Miguel le ha pasado, a mi también me puede pasar!». Y simplemente para que vean que no pasa nada por acudir a un psicólogo o a un psiquiatra, y que son profesionales que están preparados para ayudarnos.

Todos transmitimos en la tele una imagen que a veces no tiene que ver con la realidad, pero evidentemente cuando alguien cercano a mi se lee el libro y me dice: «No podía imaginar que tú lo habías pasado tan mal». A mi me gusta que se den cuenta de eso para que valoren si no tienen ningún problema que sigan disfrutando, y que si lo tienen, que hay personas que le pueden ayudar a resolverlos.

Puede ser un punto de apoyo para demostrar que de la depresión se puede salir, ¿verdad?
Claro que sí, eso es algo fundamental, de la depresión se puede salir. Yo no comparto para nada la idea de que si has tenido depresión una vez ya vas a ser depresivo siempre. En absoluto. Yo me encuentro fenomenal. Lo que no quiere decir que yo sea el tío más «happyflower» del mundo.

Ahora voy a Madrid que tengo una presentación y puedo estar preocupado pero en ningún caso dejo que esa preocupación me pueda. Y eso es uno de los secretos que está en el libro. Cómo controlar tus emociones y tus ideas.

Otras de las cosas que salen en el libro es el llamado «Concepto pensamiento mágico».
Es una cosa maravillosa. El pensamiento mágico consiste en concederse la maravillosa oportunidad aunque solo sea por un instante, de ver posibles aquellas cosas que parecen imposibles. Es algo que está al alcance de todos.

En el libro defino la magia como la Actitud con «C» y la Aptitud con «P». Pongamos el ejemplo de alguien que quiere correr una maratón. La Aptitud con «P» es muy sencillo, es correr. Pero la Actitud con «C» es la predisposición a conseguirlo de verdad. Lo que significa ponernos las zapatillas, ponernos el pantalón corto y salir a correr aunque solo sean cinco minutos. Es algo muy fácil de entender pero a la vez muy difícil de lograr.

Hemos tocado el programa en el que estás ‘Un país mágico’, y ahora tu libro ‘Hay un mago en ti’ ¿Qué es para ti la magia?
Para mi la magia tiene dos definiciones. Una, mi forma de vida porque todo gira en torno a la magia, mis ingresos, mis sueños, mis viajes, mis ilusiones… Y luego, una definición un poco más importante y más personal, es la que tiene que ver con ‘el Pensamiento Mágico’, la magia está muy unida al pensamiento mágico y lo intento aplicar siempre a mi vida. Mi fórmula de la magia es intentar ser lo más feliz que se pueda. Y por lo tanto, como la Aptitud con «P» ya sé lo que tengo que hacer para ser feliz, ahora estoy trabajando en la variable, «Actitud» para poder llevarlo a la práctica. Esto es: no meterme en marrones, alejarme de la gente negativa, saber decir que No, ser educado… Y eso es lo que estoy trabajando porque es lo que depende de ti.

Ahora para acabar, toca el test cultural que os pido a todos los que os sentáis en este Patio de Butacas, para aprender a vuestro lado. Yo voy a pedirte una serie de recomendaciones sobre tus gustos culturales. Por eso tienes que recomendarme:

– Una película que no olvidas: ‘Top Gun’ la de Tom Cruise.

– Una película que quieras ver: ‘Parásitos’.

– Una serie de TV que siempre recomiendes: ‘El Pueblo’.

– Un concierto que guardes en la memoria: Uno de los últimos conciertos de ‘Extremoduro’ antes de decir que se separaban. Y hay uno que nunca olvidaré de ‘Rulo y la Contrabanda’.

– Una obra de teatro que hayas visto recientemente: ‘Hangar 52’ de un compañero, Yunke. Me ha parecido muy guay. 

– Un obra de teatro que tengas pendiente de ver: Me gustaría ver el último montaje de Jorge Blas, también de magia. En donde utiliza elementos nuevos en lo que a la magia se refiere. 

¿Hay algún Mago que a lo largo de tu vida te haya marcado y te hiciera click en la cabeza para querer ser mago?
Sí, sin ninguna duda. Pepe Carrol, que además falleció en el Día de Reyes como no podía ser de otra manera. Y es un mago que marcó mi infancia y dejó en mi una semilla y un poso que con el paso de los años he ido recuperando y para mi siempre será un ejemplo a seguir en el arte de la magia.

2 Comentarios

  1. Mara 11 marzo, 2020
  2. critica libros 11 marzo, 2020

Añade tu comentario