Entrevista con el director Kike Maíllo por la película ‘Toro’

" Yo creo que las cosas que más felices nos hacen es que la gente padezca con la película, que no vea la película y a uno le deje igual."

Kike_Maillo

El pasado viernes se estrenó ‘Toro’ la última cinta del director Kike Maíllo y que cuenta con Mario Casas, Luis Tosar y José Sacristán, para dar vida a un trio protagonista de lujo en un thriller lleno de acción y tensión que promete ser una de las grandes películas del año. Para hablar de su último proyecto y de su cambio de registro, Kike Maíllo se ha sentado en este patio de butacas.

Es uno de mis directores favoritos, os lo confieso, desde que vi ‘Eva’, su primer largometraje, quedé prendida del talento de Kike Maíllo, un director del que admiro su talento y su pasión por la innovación. Un director inconformista, arriesgado y luchador.

Fue ganador del Premio Goya a Mejor Dirección Novel por la película de ciencia ficción ‘Eva’ en donde dirigió a Marta Etura, Lluís Homar, Daniel Brühl y Alberto Amman para introducirnos en el mundo de la cibernética y los humanos. Una cinta que causó sensación por la introducción de este género tan poco explorado en nuestro país y alabado por la estupenda realización de la misma.

Pero mi protagonista de hoy, también es conocido por sus cortos tan premiados como ‘Las cabras de Freud’ y ‘Los Perros de Pavlov’. Además, ha dirigido en dos ocasiones la campaña publicitaria de la marca Freixenet, la primera con David Bisbal y María Valverde como protagonistas y la segunda con el equipo de equipo de gimnasia rítmica. Y por si eso fuera poco, mi admirado director también ha dirigido videoclips para artistas como ‘El Langui’ y Pastora Soler e imparte talleres y supervisa clases de la ESCAC.

Ahora, vuelve por fin a los cines y lo hace con ‘Toro’ un thriller frenético, lleno de acción que protagonizan Mario Casas, Luis Tosar y José Sacristán. Tres generaciones de actores bajo la batuta de uno de los mejores directores de nuestro país y que actualmente se encuentra en el número 2 de taquilla tras apenas una semana en cartel. De la gran acogida que está teniendo su última película y de sus anteriores trabajos, hemos hablado en la siguiente entrevista.

Acabas de estrenar ‘Toro’ tu nuevo thriller, muy esperado por todos los que te seguimos, recién lo estrenaste el viernes y a la vez en el Festival de Málaga, ¿Cómo está siendo la acogida de estos primeros días?
Pues la verdad es que tanto en el Festival como en el nivel de gente en taquilla pues muy contentos, estamos número 2 en el BoxOffice que para las películas españolas es algo muy complicado. Y la acogida en Málaga, supongo que también por el hecho de que la película fue rodada allí, pues ha sido muy buena.

¿Cómo me contarías tú la trama de esta película?
La trama más obvia, la superficial es la historia de dos hermanos que no acaban de llevarse bien y que están obligados a vivir una aventura frenética que consiste en una huída desesperada durante 48 horas, un tiempo muy limitado.

Es un cambio de registro para ti, ya que tu anterior película ‘Eva’ era de Ciencia Ficción… Y ahora pasas a un thriller frenético, ¿Cómo surge esta idea y este cambio?
Pues había una cosa en ‘Eva’ que nos había gustado mucho, que tenía que ver con cierta tensión, con cierto aire thriller que la película cogía en el tercer acto, en el cual había una serie de revelaciones, de verdades ocultas que salían a la superficie de la trama y en aquel momento casi que la gente se ponía a correr… había algo de esa intensidad que a mi me interesaba mucho llevar a  una película.

También es verdad que en ese tiempo de promoción de la película ‘Eva’ conozco a Fernando Navarro, guionista y juntos decidimos que queremos impulsar una película para adelante y bueno, estaba cayendo la que estaba cayendo en nuestro país y las noticias de corrupción asaltaban todos los días a las primeras páginas de la prensa y abriendo los telediarios. Y pensamos en la idea de un héroe romántico muy violento que pudiera tomarse la justicia por la mano y de una manera muy desbocada poder ir contra el corrupto. Junto a ese personaje, enseguida salió la idea de que le acompañase otro personaje quizás más español, una especie de Sancho Panza. En aquel momento no sabíamos muy bien si iba a ser un hermano, un primo o un amigo… Un pícaro más pegado a la tierra, más práctico y que de alguna manera lo que buscaba era sacar partido de cualquier situación. La figura del truhán, la figura del pícaro y de ahí sacamos una trama que acabó siendo la trama de ‘Toro’.

Para dar vida a estos personajes te has rodeado de 3 generaciones con los mejores actores de nuestro país, Luis Tosar, Mario Casas y José Sacristán ¿Qué le aporta cada actor a la película? ¿Qué es lo que más te llama la atención de cada uno de ellos?
Pues mira con aquel dibujo que te acabo de explicar de personajes, tanto de Toro que es héroe violento y de López que es ese personaje truhanesco, picaresco… Con ese dibujo aún sin tener una sola versión del guión nos acercamos a Mario Casas y Luís Tosar para proponerles estar en la película.

Lo que buscábamos con el caso de Mario era poder tener esa parte bruta, algo violenta de algunos de los personajes que Mario ya había desempeñado pero llevarlo al extremo y sobre todo esa proyección que él tiene como estrella que tiene que ver con ese alma pura, ese alma noble que el personaje pese a mostrarse finalmente en la película muy violento debía salvaguardar, en definitiva el personaje tiene una idea moral muy fuerte o de justicia muy fuerte y yo creía que esa proyección que ya lleva Mario de buena gente nos iba a ayudar mucho a que cuando se manchara las manos de sangre le pudiéramos perdonar de alguna manera.

Y en el caso de Luís, para mi era ofrecerle algo que yo creía que podía ser atractivo para él y que tenía que ver con un personaje, que no es un personaje valiente, echado para adelante como estamos en muchas veces acostumbrados a verle . Era un personaje muy frágil, muy egoísta.

En el caso de Pepe lo que buscaba era tener un muy buen actor que de alguna manera pudiera simbolizar ese padrinazgo del que habla el personaje de Romano, que es el personaje que él desempeña. La idea de que es un personaje corrupto, sucio, pero es un personaje culto, muy florido y creía que Pepe podría hacerlo bastante bien y yo creo que es una de las grandes sorpresas de la película

A la hora de rodar ¿Qué les has pedido a tus actores?
En el caso de Mario lo que yo quería es que abordara el personaje desde el salvajismo, que se dejara llevar, dejara que su lado más oscuro saliera. Además, el estaba completamente en conexión conmigo acerca de eso, no tenía ganas de desempeñar un rol clásico, tenía muchas ganas de enfangarse y de mancharse, incluso de afearse. En eso hemos estado muy conectados. Yo creía que eso también iba a ser importante para él, porque creo que un actor de mucha valía y que en muchas ocasiones hay un cliché acerca de su calidad que tiene que ver seguramente con sus arranques de carrera en la televisión.

Y en el caso de Luis quería darle cancha libre para que el pudiera expresar su creatividad. Yo creo que poca gente quizás desconoce que es un tío que casi podría rodar sin guión, en el sentido de que es muy brillante, muy chisposo y que borda la comedia, con lo cual lo que yo le dejé es que tuviera ese lado humorístico que nos venía muy bien para explicar que este personaje es un vividor, es decir, tiene un lado negativo que tiene que ver con el egoísmo y un lado positivo, que tiene que ver con ser un personaje que es capaz de llevarte la vida más llevadera. Es un personaje muy simpático.

Y en el caso de Pepe era como darle la vuelta a los personajes a los que él dio vida en sus arranques de carrera. Empezó siendo ese personaje secundario hace 60 años, muy blando y a mi me apetecía mucho que expresase desde la dureza de la voz la violencia del personaje. Yo creo que consigue transmitir el miedo que el personaje necesita gracias a la voz.

¿Eres un director de muchos ensayos y te gusta tenerlo todo marcado o eres más de improvisar? ¿Depende de la película?
Yo soy un tío controlador, en el sentido de que tiendo a clasificar las cosas o a ordenarlas. Te lo intento explicar de una manera directa… Yo cuando empiezo los ensayos, porque a mi me encanta ensayar las cosas (incluso los anuncios), ya tengo planificada la película, ya la tengo dibujada. Esto a lo que me lleva es a la idea de que de pronto pase lo que pase hay un guión y hay un Storyboard que sirve como guía, pero a mi lo que me interesa es encontrar todo lo que no está en el guión y todo lo que no está en el Storyboard. Entonces lo que empiezo es a hacer improvisaciones todo el tiempo en los ensayos. A mi me gusta acercarme al texto y definir el texto a partir de las improvisaciones. Tengo una idea de cómo me gustaría que salgan las cosas pero lo que me gusta es que tanto el actor como la situación me sorprenda con lo nuevo y en el rodaje me pasa exactamente lo mismo.

Tanto en ‘Eva’ como en ‘Toro’ lo que intenté es buscar esa chispa de lo que no está escrito. Al final, las variaciones son pocas a nivel de porcentaje de cosas nuevas, estás alrededor de un 10 ó 15% de cosas nuevas que te aportan las improviosaciones. Son cosas que tiñen la película de una verdad que a mi no me interesa, pese a que los géneros marcan mucho los movimientos dramáticos, el motor de las historias… a mi me gusta que los actores se comporten de una forma muy natural, así que les doy bastante cancha, no me gustan las marcas, no me gusta ese tipo de cosas. Lo bueno es encontrar ese equipo que entienda ese tipo de cosas y estén preparados para cuando yo llegue por la mañana diga: “Esto no lo vamos a rodar así como dijimos, lo vamos a rodar de otra manera” y que de pronto las caras de estupor sean las mínimas (risas).

¿Hay alguna escena que te costase más trabajo rodar de lo que esperabas en el rodaje de ‘Toro’?
No, la verdad que todo el rodaje en sí estuvo teñido por la dificultad de rodar en tampoco tiempo como teníamos pues tal volumen de escenas y muchas de ellas complejas, porque acarrean mucha preparación y mucha acción. Entonces yo creo, que en general esas secuencias en las cuales hay mucha acción son las que más miedo tienes porque no sabes si en el tiempo limitado que vas a tener vas a poder desarrollarlas con soltura y de forma vistosa, porque al final hay una parte del público que se acerca a este tipo de películas porque les interesa ese valor de la acción.

Al final las escenas más complejas, o yo las siento así y son las que también me gustan más rodar, son las que tienen que ver con los actores que están en un set y se miran a los ojos y se acaban diciendo que se quieren, o se odian o que no quieren volver a verse. Son las escenas que no dependen de la técnica si no dependen de la magia, del momento de haber creado entre ellos la suficiente relación e intensidad para que eso pase delante de una cámara.

Además, como comentabas al principio, la película se ha rodado en Andalucía, escenario habitual de series y películas. Cuando escribiste la película, ¿lo hiciste con los escenarios ya grabados en tu memoria o lo decidistes después?
La verdad es que mis dos guionistas son andaluces y como la huída tenía que ver con coger un ferry y cruzar África… pues evidentemente el sur siempre estuvo en nuestro punto de mira. Y el hecho, de escoger La Costa del Sol fue casi con ánimo de hablar del trasfondo de la acción fuera del turismo. Yo tenía muchas ganas de que ese primer motor de nuestra economía estuviera muy presente. Lo que si que es verdad que acabando entre la tercera y cuarta versión del guión, Fernando Navarro y yo decidimos ir a buscar varias de las localizaciones. Teníamos claro cuales eran ciertos de los espacios  y queríamos poder ponerles nombre y apellidos, ver ‘La guarida de Romano’… Cómo era esa ciudad, cómo era el Frankenstein que estábamos construyendo y que pedazos de Málaga nos iban a dar esos colores.

¿Qué le dirías al público para que se acercase al cine a ver ‘Toro’?
Vivir una experiencia. Yo creo que mucha gente que está yendo al cine de lo que se está dando cuenta es que con ‘Toro’ se sufre. Hay una idea de que uno entra en un mundo muy particular, que es el mundo de la película y que ese mundo es uno en el cual van a pasar cosas que tienen que ver con la experiencia. Yo creo que nosotros hemos querido hacer una película buscando la experiencia del espectador, es decir que no dejase indiferente al espectador, que sufriese con la trama, que estuviera muy inmerso en la vida y en la huída de los personajes. Yo creo que las cosas que más felices nos hacen es que la gente padezca con la película, que no pase la película y a uno le deje igual.

Nos hiciste disfrutar con ‘Eva’ en donde abarcaste el mundo de la ciencia ficción de una manera que creo que era pionera en España, yo aprovecho para darte las gracias por el gran trabajo que nos trajiste. ¿Cómo decidiste introducirte en este mundo tan complejo y tan poco (creo yo) explorado en nuestro país? ¿tuviste miedo? ¿Cómo fue ese cambio?
Yo vengo de ciencias y es un tipo de cine que siempre me ha gustado y al que le tengo mucho aprecio. Creo que es muy cinematográfico el hecho de que las películas de ciencia ficción siempre vienen marcados por ese condicional de: “Y si…en el futuro… Y si… en otro planeta, Y si… en nuestro presente pasasen o hubiese un cambio respecto a como conocemos nosotros nuestra realidad…”  Y nunca pensé que tendría la oportunidad de que mi primera película fuera de ciencia ficción porque todo el mundo sabe perfectamente el país en el que vive, en el que está … pero es verdad que cuando alguien ha crecido viendo ‘Star Wars’ o ‘Regreso al futuro’ o ‘Atrapado en el tiempo’ pues lo que le apetece o lo que le gustaría hacer son ese tipo de películas y ese corte de películas.

Tuve la oportunidad porque la productora de la escuela en la ESCAC en donde yo estudié pues habían hecho varios dramas sociales y tenían ganas de hacer una cosa de género y se cruzó la posibilidad de que yo pudiera hacer una película de robots. Intentamos pensar qué podríamos nosotros aportar a un género el de la robótica en el cine, que ha sido pocas veces explorado y ver qué cosas podríamos nosotros aportar, tenía que ver con esa idea de que la desobediencia debe ser introducida en la mente cibernética para que realmente un robot sea interesante a ojos de otro humano.

Para acabar y para conocerte un poquito mejor me gustaría hacerte el tipo test que le suelo hacer a todos mis entrevistados. Me gustaría que me recomendases: 
– Un Libro: Cualquiera de la saga ‘Black Cats’
– Una película: ‘E.T’
– Un disco o cantante: ‘Thriller’ de Michael Jackson.
– Un cortometraje: Bancos
– Una serie de Televisión: ‘True Detective’
– Una obra de teatro que hayas visto recientemente: ‘La Llamada’ de Javier Calvo y Javier Ambrossi

2 Comentarios

  1. Ana Robles 4 mayo, 2016
    • Sara Bandrés Rodriguez 4 mayo, 2016

Añade tu comentario