Entrevista con el actor Juan Pablo Di Pace

"Amo hacer lo que hago y me considero muy muy afortunado. "

Juan Pablo DiPace Entrevista

El próximo lunes 9 de Octubre el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid acogerá en exclusiva y por una única noche, la actuación del actor internacional Juan Pablo Di Pace, conocido por dar vida a Tony Manero en el musical ‘Fiebre del sábado noche’ y por ser en la actualidad una de las estrellas de Netflix al protagonizar la divertida serie ‘Madres Forzosas’, el spin-off de la mítica ‘Padres forzosos’ y la cual acaba de estrenar ya su tercera temporada.

Juan Pablo Di Pace está curtido en el teatro musical, gran prueba de ello es el papel protagonista de Tony Manero que interpretó en ‘Fiebre del sábado noche’ y con el que debutó en la Gran vía madrileña en el 2011. Trabajo por el cual además, no paró de acumular grandes críticas positivas durante su estancia en cartel. Dos años más tarde, este polifacético actor argentino, también participó en otro famoso y exitoso espectáculo como fue el musical de Sabina, ‘Más de cien mentiras’.

Pero mi invitado de hoy, también se ha dejado ver en la pequeña pantalla de nuestro país participando en las conocidas series ‘Física o Química’ o ‘El don de Alba’, además, también colaboró en las exitosas ‘Ángel o demonio’ y los ‘Hombres de Paco’. Posteriormente, dio el salto a la televisión internacional en donde interpretó a Jesucristo en la serie A.D. para la cadena NBC y trabajo por el que ganó el GRACE Movieaguard a Mejor Actor Revelación, además, también fue parte del elenco de ‘Camp’ y una de las estrellas de ‘Dallas’, el remake de 2014 y en donde se encargó de dar vida a Nicolás Treviño. 

Mucho ha peleado mi querido invitado de hoy para estar donde está y tener el éxito que se merece, y por ello, como todo esfuerzo tiene su recompensa, ahora además, Juan Pablo Di Pace es una estrella internacional gracias a su papel de Fernando en la sitcom ‘Fuller House’, conocida aquí en España como ‘Madres Forzosas’, el spin-off de la mundialmente conocida serie de los 80, ‘Padres forzosos’.

Ahora y desde hace ya casi 3 años, este actor multidisciplinar nos hace reír capítulo tras capítulo con las aventuras de su personaje Fernando, pero es que además, como curiosidad, a los más fans de la serie y seguidores de su Instagram, también nos entretiene gracias a las divertidas clases de español que imparte a sus compañeras de reparto como Jodie Sweetin, Andrea Barber o Candace Cameron Bure que se han convertido en sus alumnas.

Y por si todo esto fuera poco, ahora, en un descanso de la serie, el intérprete argentino, visita nuestro país para mostrarnos su faceta como compositor a través de un único concierto que ofrecerá en exclusiva en el Nuevo Teatro Alcalá en donde aunque hará un repaso por éxitos pasados, también nos mostrará a través del género pop, sus nuevas composiciones. Para asistir podéis adquirir las entradas en la taquilla del propio teatro o mediante las web Butaca Oro o en Entradas.com 

Y ahora ya sí, comienza la entrevista…

Hoy tengo el placer de poder sentarme a conversar con Juan Pablo Di Pace, un actor de sobra conocido por los amantes del teatro musical y quien es además, una de las estrellas de la cadena Netflix gracias a su papel en la serie ‘Fuller House’. Muchas gracias por atenderme Juan Pablo. 

El Lunes 9 de octubre, ofrecerás un único concierto en Madrid en el Nuevo Teatro Alcalá en donde presentarás tu nueva carrera como compositor. ¿Qué puedes contarnos más sobre este espectáculo?
Va a ser una noche de material original que he estado trabajando en los últimos 2 años, porque es una faceta que siempre quise explorar. Yo amé cantar toda mi vida, empecé en los teatros haciendo musicales y continué durante muchos años. De hecho, una de mis grandes pasiones de hoy en día sigue siendo el teatro musical, pero siempre me inquietó la idea de cantar mis propias canciones porque cuando eres actor de musicales sueles cantar los temas de otros y llegué a un punto en mi vida en el que quería explorar esa faceta y poder sacar lo que yo tenía dentro. Así que es es muy interesante porque al final uno es más vulnerable cuando escribe lo propio porque estás hablando de cosas personales y cantando un estilo que a ti te emociona y te sale del cuerpo cantarlas.

Va a ser una noche muy interesante en donde además cantaré canciones que he interpretado a lo largo de mi carrera. Es un concierto sobre todo Pop en donde voy a explorar también el tema del amor y será la primera vez que me meta así a full entero en un concierto con esta temática.

¿Qué es lo que sientes antes de salir a escena?
Siempre hay nervios, excitación y expectativas. Yo creo que eso no se pierde nunca incluso cuando salimos a hacer el show en ‘Fuller House’ que siempre es delante de un público de 200 personas. La cuestión de estar en vivo con un público ahí no te la quita nadie, es un poco masoquista. Los actores tenemos que ser un poquito masoquistas porque siempre te da miedo y nervios, y si esos nervios no los tienes más es que algo no está funcionando. Obviamente con el tiempo te haces más resistente pero normalmente cuando haces algo por primera vez o distinto a lo que has hecho antes, siempre son mieditos nuevos que están ahí latentes. Es como ir al colegio por primera vez (ríe).

¿Qué le dirías al público para que fuese a verte en concierto?
El público que ya me haya visto antes va a tener pedacitos de otros musicales como ‘Fiebre del sábado noche’ o ‘Más de cien mentiras’. Va ser un concierto marchoso, ósea no en el nivel de todas las canciones movidas, si no que es marchoso porque es un poco electrónico, sinfónico… Yo soy muy ochenteno y todo ese tipo de música me fila. Así que justamente la mía refleja eso, la música más pop. 

Podríamos decir que eres un actor curtido en el teatro musical, por ello, echando la vista atrás, me gustaría preguntarte por tu debut en la Gran Vía con el musical ‘Fiebre del Sábado noche’, ¿Qué recuerdas de aquella época?
Fue una maravilla para mí, para mi carrera y para mi vida. Fue un gran salto de calidad porque fue la primera vez que yo me sentí protagonista absoluto y eso no quiere decir que solamente quería ser protagonista, sino que eso implicaba que era duro porque hay exigencias que cuando tienes un papel secundario no tienes, que es la exigencia de llevar un show casi entero a tus espaldas. Yo en ‘Fiebre…’ no salía a escena en 8 minutos de las 2 horas y media del show… O sea que aprendí muchísimo a ser eso, a ser protagonista y a llevar el peso de una obra. Me sirvió un montón y sobre todo lo disfruté como un niño, porque era bailar, cantar y actuar todos los días durante año y medio… (ríe). Yo me lo paso pipa haciendo eso. Realmente amo hacer lo que hago y en eso me considero muy muy afortunado.

Me dio mucho España, venir aquí y mudarme de Londres. Yo creo que hay un antes y un después de ‘Fiebre del sábado noche’ en mi vida y en mi carrera, ahí entendí muchas cosas sobre mi, sobre lo que tenía que trabajar y lo que yo realmente quería.

Me ha gustado mucho eso que has dicho sobre que descubriste lo que querías hacer  … ¿Qué es exactamente lo que sentiste que querías hacer?
Yo creo que el cambio fue obviamente interno, de decir: “Sí, está responsabilidad me gusta, esta exigencia física y emocional a lo bestia me encanta”. Porque uno sabe cuando estudia y hace una obra y dice: “Quiero esto y quiero llegar a esto”…  Y luego cuando tienes un pedazo de papel y una pedazo de obra pues eso te puede llegar a parecer demasiado, pero para mí fue lo opuesto, fue feliz y mira que yo con ‘Fiebre del sábado noche’ no podía salir por las noches, no podía divertirme, no podía hacer nada. Para mi, mi vida era ir al teatro, hacer la obra, volver a casa a dormir, despertarme, comer e ir al teatro, porque tenía una exigencia tan grande que en un año y medio no tuve vida social en absoluto. Pero bueno, también pasé años para conseguir eso y era exactamente lo que quería hacer.

Yo creo que también con ese espectáculo se profundizó mucho más en mí ese deseo de cantar. Recuerdo que Karen Bruce (la directora musical) me hablaba de los distintos “Tony” que ella había puesto en las obras en las otras ciudades y a mi me decía que yo era el Tony cantante, el que más cantaba de todos los que habíamos tenido. Pero porque a mi me fascina la música pop de los Bee Gees  y ahí me di el permiso de realmente disfrutar y cantar pop. Porque me encanta ese género, mis ídolos son Michael Jackson, George Michael, Björk… Amo el pop y lo hacía con gusto todas las noches. Yo creo que quizás este musical me abrió las puertas para aceptar que yo también quería cantar ese tipo de música.

¿Cómo acababas psicológicamente las funciones de un teatro musical?
Bien. Es que depende de la obra, porque en esa había poquito drama, era bastante para arriba, con euforia y entre la coreografía increíble y el final positivo…

Pero bueno, con ‘Más de cien mentiras’ de Sabina, en donde yo tenía que suicidarme todas las noches… eso me dejaba un poco tocadito. Obviamente uno como actor tienes que saber separar lo que está haciendo en escena de lo que es la vida normal, pero es un viaje complicado. Entonces depende de la obra. No sé, cuando por ejemplo hice de Jesucristo para una serie de EEUU y te ves ahí en el momento, en donde estás parado en la cruz, colgando… te vienen una marea de pensamientos, emociones y sensaciones que te los llevas contigo y que no son fáciles de digerir…

Además, de poder disfrutarte sobre las tablas con este nuevo proyecto, eres una de los protagonistas de la divertida ‘Fuller House’(‘Madres Forzosas’), en donde llevas ya 3 temporadas ¿Cuáles crees que son las claves de su éxito?
Es un poco un misterio la verdad, porque a ‘Full House’ (‘Padres forzosos’) críticamente nunca la pusieron bien y sin embargo el público la eligió por encima de muchísimas series que luego no tuvieron tanto éxito. Y hoy en día, es un referente para la educación de mucha gente y el público que hoy tiene 30 0 40 años me dice que creció con ella, que los problemas que le pasaron a sus personajes (DJ, Stephanie…) también les pasaron a ellos. Entonces la gente conectó mucho con la original sobre todo porque era una familia no convencional, porque creo que esta idea de la familia perfecta llegó un punto en los años 80 que empezó a desmadrarse un poco. Creo que todas las familias son distintas y todos vivimos en una familia que tiene su particularidad y creo que eso fue lo que hizo conectar a la original.

La de ahora obviamente vuelve a traer elementos de la antigua aunque ahora en vez de ser 3 padres son 3 mujeres que están peleando para criar a niños. Yo creo que lo bueno que tiene la nueva es que han podido trasladar la temática y el alma de la serie original a este siglo y con temáticas de ahora. Además por supuesto de que es una serie muy disparatada. Los guionistas nos dicen que no estamos haciendo una comedia, sino que estamos haciendo una fantasía porque es una serie en la que pasan cosas que no pasarían nunca (ríe). A nivel de que de repente hay una vaca en la cocina… (ríe). Pasan cosas completamente disparatadas y es muy divertido formar parte de algo así.

Creo que también que como en los últimos 10 años la televisión se ha vuelto muy seria, digamos que estamos en su época de oro y muy superior al cine, pues entonces con ‘Fuller House’, lo que tuvimos de novedoso en la primera temporada fue no solo revivir una serie antigua y darle una vida ahora 30 años más tarde con los mismos personajes, sino también es volver a esa sensación de ver la tele por el placer de reír y de pasar un buen rato con tu familia. Es una serie que puedes ver con tu abuela, tu madre, tu niño…  y ese es el espíritu de Jeff Franklin, el creador, que es impresionante porque él es una persona que no puede ser más distinta a este universo… Es un tipo que no tiene hijos pero sin embargo creó un universo de familia unida y es muy guay ser parte de todo eso.

Además, los actores hacemos mucha piña, nos estamos viendo todo el tiempo, no solo en el estudio, también vamos a las fiestas de cumpleaños, las barbacoas de cada uno… Es muy bonito trabajar ahí. Ha sido una de las cosas más bonitas que me ha pasado a nivel personal. A nivel profesional es genial y maravilloso estar en una serie de éxito, pero es muy bonito cuando sientes que eres parte de una familia real dentro de lo complicado que es este mundo de Hollywood, la tele… Ellos por ejemplo estuvieron en contacto durante estos 30 años, no lo perdieron! Así que esta etapa ‘Fuller House’, tras unos años duros de pelear y luchar, es una etapa en donde se me ha dado un regalillo que puedo disfrutar y por el que estar tranquilo hasta que termine la serie (ríe).

Yo personalmente tuve la suerte de poder asistir a uno de los rodajes de los capítulos de la temporada pasada y ahí fui consciente de lo bonito que es todo lo que envuelve a ‘Fuller House’. Tratáis muy bien al público, que tienen devoción por ustedes y creo que eso es una de las claves del éxito de la serie… 
Lo del público es una pasada. Lo fieles que son… es increíble!! Porque tu vas a otra sitcom y no es tanto el cariño ni la entrega que tiene el público, es rarísimo.

La primera vez que grabamos, el primer episodio en la temporada 1, yo recuerdo que era como estar en un concierto de ‘The Beatles’ (ríe). Ahí me di cuenta de lo importante y grande que era para el público, porque a mi cuando me dieron el papel no había entendido del todo en donde me estaba adentrando…

¿Eras seguidor de la serie?
La conocía, porque en Argentina por ejemplo no la habíamos visto en la misma época porque por alguna razón no llegó hasta más tarde, entonces claro, conocía a sus actores pero no la había visto personalmente. Y yo entré como si entrase a hacer una cosa nueva… (ríe), pero luego caí en donde estaba y caí muy rápidamente (ríe).

¿Audicionaste directamente para Fernando?
Sí, fue para él. El creador quería que Fernando fuese Latinoamericano. Al principio quería que fuese colombiano pero cuando me eligieron a mi, yo les dije que podíamos hacerlo argentino porque seguramente iba a poder aportarle más a este personaje. Fue genial porque crecimos todos con los guionistas, porque algo que hacen ellos es que cogen cosas de ti personalmente (talentos, habilidades que tienes, cultura…) y las van poniendo en el guión.

Yo en esta temporada por ejemplo he bailado 7 veces y la temporada pasada me hicieron cantar un montón. Además, cuando les dije que en Argentina se tomaba mate, pues implementaron el mate en la cocina. Es muy guay que tengan en cuenta el alma de cada uno. Mi hermano cuando lo vio, me dijo que era como verme a mi en casa haciendo payasadas. Ellos me dan la posibilidad de hacer cualquier cosa.

¿Eso es quizás lo que más te gusta de tu personaje, lo divertido que es?
Sí, yo creo que sí. Lo que me gusta es que es muy niño. Es un personaje que es como un niño de 8 años pero es padre de una hija de 15… (ríe). Entonces muchas veces cuando me ponen escenas con los niños estamos casi al mismo nivel (ríe). La psicología de Fernando es muy peculiar porque es como que él quiere competir con los niños y los trata como adultos pero ellos siempre les ganan, entonces él se frustra… Pero siempre está con una sonrisa porque es un tipo muy positivo. Eso me gusta mucho.

Uno de los cumplidos más bonitos que me han hecho sobre la serie es: “cada vez que entra Fernando es una fiesta y nos dan ganas de sonreír”; Que te digan eso es lo más, porque además yo hasta ahora había hecho papeles muy dramáticos y este es completamente distinto a lo que yo estaba acostumbrado hacer, incluso nunca en mi vida había hecho una sitcom antes y fue un descubrimiento para mi y una gran satisfacción.

Ahora para acabar me gustaría invitarte a participar en mi tipo test para conocerte un poco mejor. Consiste en que me recomiendes…

– Un libro: ‘El poder de ahora’ de Eckhart Tolle.
– Una película que hayas visto recientemente: Me encantó ‘It’. Salí como un niño. Hacía tiempo que no me asustaba tanto.
– Una película que no olvidas: ‘La historia interminable’ (ríe).
– Un disco o cantante: George Michael.
– Un cortometraje: Cualquiera de los de Pixar.
– Una serie de TV a la que estés enganchado: Acabo de terminar ‘Fleabag’.
– Una serie de TV que siempre recomiendes: ‘The OA’.
– Una obra de teatro que hayas visto recientemente: Las últimas que vi fueron ‘Billy Elliot’ y ‘El guardaespaldas’, aquí en Madrid.
– Un obra de teatro que tengas pendiente de ver: Me gustaría ver ‘Casi normales’ que no sé si están en Barcelona ahora mismo, pero tengo muchos amigos allí.

Muchísimas gracias a Juan Pablo por tu tiempo y amabilidad, ha sido un verdadero placer conversar contigo.

** (Fotógrafo: Manolo Pavon) **

Añade tu comentario