Entrevista con el actor Juan Luppi por sus nuevos espectáculos teatrales

"Es un lujo como actor poder estar haciendo dos personajes tan diferentes el uno del otro."

UMBRAL DE PRIMAVERA_MANUAL+INVITACION

Hoy tengo la suerte de sentarme a conversar con un actor joven y talentoso, Juan Luppi, quien ha combinado dos obras teatrales como son ‘Malas Praxis’ y ‘1982. Obertura Solemne’ con las cuales ha triunfado sobre las tablas y sigue consolidando de esta forma su carrera actoral, no solo en su país, Argentina, sino también, en el nuestro.

Juan Luppi se dio a conocer en España sobre todo gracias a su papel de Matías alias Valdano en la exitosa serie ‘Los Serrano’, durante el 2008, pero luego, llegaron otros papeles televisivos en las ficciones ‘La pecera de Eva’ o ‘Cuéntame un cuento’. Más recientemente, se le pudo seguir viendo en este medio pero en su Argentina natal a través de la serie ‘Círculos’.

Ahora, ha vuelto a subirse a las tablas a través de dos obras que ha levantado con la compañía de la que es miembro, G.A.T.O y para las que se ha puesto bajo la dirección de Lisandro Fiks. Y aunque, ‘Mala Praxis’ ya ha terminado su andadura en Madrid, ‘1982. Obertura Solemne’ todavía se podrá disfrutar hasta el 22 de Febrero en el Teatro del Barrio.

Podemos verte por partida doble en el teatro, en primer lugar con ‘Mala Praxis’ ¿Qué puedes contarnos sobre esta obra?
Es una comedia dramática que utiliza el tema de la mala praxis para reflexionar acerca de los castillos de naipes que armamos al rededor de nuestras vidas y de cómo preferimos conservar nuestros problemas antes que enfrentar un cambio. Un abogado especializado en mala praxis medica ha acusado de homicidio a un joven medico. éste se presenta en el despacho buscando un acuerdo imposible y se revelaran puntos de vista irreconciliables que dejarán al descubierto las propias limitaciones en las que vivimos.

¿Cuál es tu personaje en ella?
Mi personaje es el médico en cuestión. Un (¿quizá demasiado?) joven cirujano que trabaja en la clínica del padre. Petulante y acostumbrado a ser un niño importante, no se dejará pisar ni aún cuando los más sólidos argumentos sean arrojados en su contra.

¿Qué le dirías al público para que fuese a verla?
Que se van a encontrar con una obra divertida y corrosiva,en la que haremos todo nuestro esfuerzo para que tengan la impresión de ser espectadores de una situación real. Una situación en la que se van a plantear preguntas acerca de nuestra vida del día a día.

Además, como comentaba al principio de la entrevista, también podemos verte en otro espectáculo teatral, ‘1892. Obertura Solemne’’ ¿Qué veremos aquí?
Veremos una obra que reflexiona sobre esa tonta necesidad que solemos tener de odiar al que piensa diferente. Una cena familiar en la que afloran las discusiones políticas terminará demostrando que las distintas ideologías se convierten en lo mismo cuando son fanáticas.

¿Cuál es tu papel en ella?
En esta obra yo interpreto a Federico. Un profesor de historia homosexual que está celebrando su cumpleaños en casa de su hermana y su cuñado. Es el anfitrión de la noche y el que, con humor, intentará descomprimir toda situación tensa y hacer todo lo posible para que la velada sea feliz…Pero se me tornará complicado.

¿Qué le dirías al público para que fuese a verla?
Sin duda, se van a divertir y a reír mucho porque, probablemente, sientan que estarán reviviendo una situación familiar o una experiencia muy conocida. Es dinámica y sin perder el humor, violenta.

¿Cómo combinas ambos espectáculos?
Es un lujo como actor poder estar haciendo dos personajes tan diferentes el uno del otro. Quizá lo mas difícil sea salir de la piel de uno y comenzar a pensar como el otro, pero una vez que se ha hecho por primera vez, resulta posible y muy gratificante. No miento si digo que ambos personajes son costados de Juan Luppi. Los miércoles haciendo de Federico en Teatro del Barrio y los viernes y sábados del Dr. Altamirano en el Umbral de la Primavera.

¿Ha sido casualidad tu participación en ambos proyectos que se representan casi en el mismo espacio de tiempo?
Desde luego que no. Somos una compañía de teatro independiente que trabajamos siempre juntos, cambiando papeles y roles dentro del espectáculo, y en esta ocasión hemos decidido viajar a Madrid con estas dos obras. No nos mantiene juntos un contrato ni un productor, sino la admiración mutua y la amistad.

En ambos trabajos estás bajo la dirección de Lisandro Fiks, ¿Qué te aporta como actor trabajar con él?
Para mi ha sido, y esta siendo, un aprendizaje continuo. Es el director ideal para los actores, será porque eĺ también lo es, con un altísimo nivel de exigencia y siempre haciendo hincapié en las actuaciones y en que el nivel de verdad mantenga viva la situación. Eso se agradece. Además juega desde adentro, entonces me da la confianza como para saltar hacia él y descubrir allí mismo cómo nos vamos a desenvolver. Lo mismo que con Romina (Fernandes) o con Christian (Álvarez)

¿Y qué es lo que te aporta el teatro?
Aquel cliché que dice eso de “ser otro” es verdad. Tener la posibilidad de intentar salir de mi vida y, como dice ‘Mala Praxis’, poder cambiar y salir de nuestras limitaciones como personas es muy atractivo. También me da un montón de insatisfacciones y dolores de alma. Me gustaría poder encarnar a todos los héroes y poetas de la historia, llegar a comprenderlos y vivir en ellos, pero no puedo. Aquel sueño trae un trabajo obsesivo que siempre resulta frustrante.

Para acabar, me gustaría invitarte a participar en un tipo test que realizo a todos mis invitados. Es un juego para conocerte un poco mejor en donde te pido una serie de recomendaciones:

– Un libro: ‘Antigua Luz’, de John Banville.
– Un cantante: Mandamos un saludo a Leonard Cohen.
– Una película que hayas visto recientemente: Hace poco vi ‘Yo, Daniel Blake’ y me pareció otra joya más de Loach.
– Una película que siempre recomiendes: Siempre Recomiendo ‘Ojos Negros’, de N. Mikhalkov.
– Una obra de teatro que te haya marcado: Me marcó mucho una puesta de Rey Lear a la que me llevaron de niño. Aquello era magia para mí.
– Una obra de teatro que quieras ver y esté en cartel: Me gustaría ver ‘La Clausura del Amor’, en El Pavón.
– Una serie de TV: Puede resultar paradójico siendo actor, pero así como soy un cinéfilo crónico, no me gusta ver series.

Añade tu comentario