Entrevista Carolina Calema

Caro

Hoy hablamos con Carolina Calema actriz y directora argentina. Fundadora en el 2008, de la compañía de improvisación “Impromatch”.

Desarrolló la técnica de mimo en la “Escuela Argentina de Mimo” a cargo de Ángel Elizondo y estudió en una de las escuelas más prestigiosas de Italia, “Commedia dell’Arte”. Entre sus trabajos cabe destacar: “Match de Improvisación”, con el que ha estado durante 6 años en Argentina y Europa.

Entre sus trabajos como actriz podemos destacar, “La lección”, “Orquesta de Señoritas” o “La Dama Boba”.

Actualmente se encuentra en Madrid con su nuevo espectáculo TRIMPRO (entrada anterior), de este último trabajo y de algunas cosas más hemos hablado con ella, aquí os la dejo.

¿Por qué hay que ir a ver TRIMPRO?

Hay que ver TRIMPRO porque es dinámico, divertido e impredecible. Las historias que construimos cada miércoles son hechas en el momento, nos servimos del maravilloso aporte del público que nos regala un título para tomarlo como eje en la historia.

Varios personajes, diferentes estilos, teatro fusionado con el deporte, solos tres actores-jugadores. No se lo pierdan, es un buen programa para este verano.

El teatro es un rito que nunca es igual, espectadores y actores conviven una cantidad de tiempo x y solo ambos grupos transitan ese hecho, nadie más. TRIMPRO refuerza este acontecimiento ya que jamás una función será parecida a la anterior.

¿Cómo está respondiendo el público ante la obra?

El público agradece mucho el trabajo, ya que todo sucede en el momento, aquí y ahora. Cada segundo es real y espontaneo. Hay un entrenamiento que apoya el trabajo, efectivamente. Pero la Impro es el eje y eso la gente lo agradece y lo aplaude.

¿Cómo surgió la idea de fundar la compañía Impromatch?

Yo he estudiado Impro en Argentina e Italia, también he jugado Match de Improvisación y he participado de Long Form. Me interesaba generar mi espacio de impro con mi punto de vista.

Como también trabajo texto y textos complejos (me encantan los grandes textos) necesitaba y necesito trabajar la Impro como un género más, no como un género menor que se hace así nomás, sino como lo que es: un trabajo complejo que hay que cuidarlo y que nos mantiene al descubierto como obreros de las historias. Nos exige estar alerta, nos enseña a trabajar en grupo, a escuchar más, etc. Esa fue una de las tantas razones.

Casi todos tus trabajos han ido encaminados a la improvisación, ¿Por qué este campo en concreto?

Digamos que es un campo que me acompaña en el camino, pero no es el único. Considero a la Impro una herramienta fundamental para el actor, para evitar encasillarse, para no olvidad el juego, para reciclarse, etc.

Pero no podría decir que solo me limito a Impro. Amo y trabajo con Teatro Clásico y cualquier texto que realce su valor y mensaje. De hecho estoy con una Celestina en gira por España y Argentina bien interesante y allí no hay palabra, no hay monosílabo que no valga la pena decir, comunicar.

¿Nos podrías recomendar un libro, un disco, una película y una obra de teatro?

Un libro: “Reportaje al pie del patíbulo” de Julio Fusik, lo he leído hace poco y es maravilloso, desde la tragedia que nos narra este periodista Checo logra plasmar un mensaje de esperanza y lucha admirable.

Una película: “Voces inocentes” dirigida por Luis Mandoki.

Un disco: “Cantora” de Mercedes Sosa, un legado para la posteridad.

Una obra de teatro: “Venecia” de Jorge Accáme, y os doy algunos bonus track: “El Saludador” de Roberto Tito Cossa, “El Amateur” de Mauricio Dayub, “Los árboles mueren de pie”; Alejandro Casona, “Los de la mesa 10” de Chacho Dragún y cómo olvidar “Medea” de Heine Müller. Esta última seguramente será el próximo Unipersonal que haga.

Muchas Gracias a Carolina Calema por haber tenido tantas ganas de pasar por aquí y de enseñarnos un poquito más acerca de su trabajo. Espero verla de nuevo muy pronto y le deseo muchisima suerte con su nuevo espectáculo.

Añade tu comentario