Entrevista con el actor Sergio Villoldo sobre sus nuevos proyectos

"Mi parte artística ha dicho que hasta aquí, que ahora le toca a ella. A nivel de vocación lo que más me llena es crear.."

sergio_villoldo_entrev

Tras una pausa interpretativa de algunos años, Sergio Villoldo, vuelve al mundo artístico con diversos trabajos entre los que se encuentra el guión de una nueva serie y su vuelta al mundo musical. Una serie de futuros proyectos de los que hemos hablado en una entrevista que me ha regalado para hacer un balance juntos de estos últimos años.

Sergio Villoldo se metió en millones de hogares españoles (entre ellos el mío) a finales de los 90 y principios del 2000 al ser el protagonista de una de las series de mayor éxito de la historia de nuestra televisión, sí, estoy hablando de ‘Al salir de Clase’ y su papel de Álex que todavía permanece en la memoria de todos nosotros.

Pero tras su rol en la serie juvenil mi invitado de hoy no ha parado. Se fue labrando un camino en dos mundos diferentes. Por un lado la actuación trabajando en otras ficciones como ‘La verdad de Laura’ (TVE) o en la obra teatral ‘Caos’ en donde además compartió cartel con sus compañeros Mariano Alameda, Rodolfo Sancho, Daniel Huarte y Elsa Pataky. Y por otro, en un ámbito en donde se ha dejado ver más estos últimos años, que es en el mundo de la espiritualidad trabajando en el Centro Nagual y con la publicación del libro titulado ‘Onirodinamica: La vida como sueño’. 

Ahora, SergioVilloldo vuelve al mundo interpretativo de mano de ‘Versión Original’ y también lo hace como guionista con la creación de una serie de aventuras en la que se encuentra inmerso.

Estoy con Sergio Villoldo, artista polivalente y multidisciplinar con el que tengo la suerte de poder conversar hoy para hablar del nuevo momento profesional en el que se encuentra. Muchas Gracias por atenderme Sergio.
Gracias a ti, es un placer!

Tras una temporada alejado del mundo de la interpretación y la música para centrarte más en la parte espiritual y los talleres que has estado impartiendo en el Centro Nagual, vuelves con nuevos proyectos. ¿Qué puedes contarme sobre ellos?
La verdad es que es muy sencillo. Después de 9 años dando clases y cursos la vocación que había de siempre, la artística, ha dicho que hasta aquí, que ahora le toca a ella (ríe).

Ahora mismo estoy escribiendo un proyecto de serie de 7-8 capítulos con una temática muy interesante basada en el mundo de los sueños y la espiritualidad, pero enfocado sobre todo a la aventura, a lo que es un producto de ficción, de fantasía, de intriga, de suspense… no es una serie documental, es una serie de aventuras.

Pero por otro lado, también quería volver al mundo de la interpretación. Estoy con ‘Versión Original’ que me están representando, y la verdad que estoy muy contento. Retomando también un poco todo el tema de composición de música.

Hablando de la serie en la que te encuentras inmerso… ¿Tenemos fecha de inicio de rodaje?
De momento toda esa parte no ha llegado, estoy solo en el momento de escribir. Me apetecía volver a escribir algo pero no otro libro sobre espiritualidad, porque me aburre bastante sobre todo las partes teóricas de explicar los distintos niveles de conciencia, formas de acceder de ellos… Y como no me apetecía volver a eso pensé en escribir una novela, luego pensé en escribir un guión. Pero como es una historia que tiene muchas salidas, que se puede estirar mucho y que tiene mucha miga, pensé en hacerlo en formato serie. Así, que sin ninguna prisa la estoy escribiendo.

¿Te veremos delante de la cámara en esta serie?
Pues de momento la estoy escribiendo nada más. Sí es verdad que hay un personaje que me hace bastante gracia pero de momento solo la estoy observando como escritor. La verdad que me vienen caras a la cabeza pero ahora mismo solo estoy centrado en escribirla.

¿Es difícil alejarse de la perspectiva de actor para escribir la serie o por el contrario sirve como ayuda?
No me resulta difícil, al contrario, porque como actor se cuando una frase al decirla la sientes cuando está bien escrita y cuando no… Entonces me ayuda mucho a ponerme en el papel del actor a la hora de decir el texto. Voy visualizando las secuencias como si las tuviera ya rodadas. Lo difícil es tener la disciplina de tener sentarte todos los días 4 ó 5 horas a escribir, eso es lo difícil (ríe).

Dentro de las áreas de la interpretación ya te hemos visto como actor y ahora vamos a poder verte como guionista, pero ¿Te ves como posible director?
No, ese es un campo en el que todavía no me veo. Sí podría ponerme a dirigir a actores, pero todo lo que implica un rodaje en un plató eso todavía no. Me apetece más la parte de divertirme actuando (Ríe) escribiendo e inventándome cosas, que la responsabilidad de llevar un rodaje, porque un director es una responsabilidad muy grande. Todavía no, no sé si cuando sea mayor me entrará esa gusa… (Ríe).

¿Echabas mucho de menos la interpretación?
Mi vocación real es el arte, la espiritualidad es una forma de vida. Yo no la elegí, simplemente me vino. A nivel de vocación lo que más me llena es crear. La espiritualidad y dar talleres por supuesto que también tiene un lado creativo. Pero obviamente si hay una vocación detrás, por mucho que disfrutes enseñando hay un momento en el que te va a volver a picar esa vocación. Y yo ya estoy deseando construir un personaje.

Me gustaría echar la vista atrás para remontarnos en una serie en donde todos te conocimos, ‘Al salir de clase’, tu primer papel televisivo. ¿Qué recuerdas sobre ese papel?, ¿Ahí fue donde comenzó todo?
Eso fue algo muy espontáneo porque los actores que buscaban tenían que ser lo más fiel posible a los personajes que habían escrito, entonces para mi fue algo muy intuitivo. Yo hice el casting con 17 años y empecé a rodar con 18. Yo había hecho alguna cosa antes que nunca he encontrado.

Lo primero que hice fue observar al personaje, cómo lo vestían, cómo hablaba… pero de una manera muy intuitiva porque lo que se buscaba era naturalizar. A media que fue avanzando la serie se fue pudiendo construir poco a poco al personaje.

¿Estás cansado de qué te preguntemos por este personaje?
No, la verdad que no. Fue una época muy bonita y muy loca. Yo recuerdo en un partido de fútbol benéfico al que fuimos en Jerez, que al salir avanzamos varios metros sin tocar el suelo porque nos estaban aplastando una gran cantidad de fans!! Iba Rodolfo (Sancho) a mi lado y me decía: “Tío estoy avanzando sin pisar el suelo!!”. Aquello fue tremendo. Fue un poco agobiante pero por el tipo de personalidad que tengo de que me gusta pasar desapercibido. Pero lo que fue a nivel laboral fue un curso intensivo de interpretación, “O lo haces o lo haces” porque es un capítulo diario y tenía que salir. Yo recuerdo que me levantaba de noche y no había salido el sol y salía del plató de noche también. El fin de semana era para descansar y estudiar. Fue una época muy intensa en donde también conocí a mucha gente. Pero lo pasábamos muy bien.

Me gustaría hacer balance por algunos de tus trabajos y que me dijeras que han significado a nivel laboral y personal. 

– La obra de teatro: ‘Caos’: ‘Caos’ fue una aventura increíble y la verdad que tuvimos suerte de contar con Antonio Álamo como autor y Eduardo Fuentes como director. Fue un viaje de 4 amigos, Rodolfo Sancho, Mariano Alameda, Daniel Huarte y yo que nos apetecía vivir lo que es la vida del actor en la carretera, lo que es la pasión por el teatro, lo que es contar una historia diferente y en donde pudimos meter todo lo que queríamos. Fueron 2 años de gira y una pasada el poder crear tú un producto nuevo y decidir en qué tipo de barco te quieres embarcar. Fue una experiencia muy cansada pero muy grata.

– La serie de Televisión ‘La verdad de Laura’: Me lo pasé muy bien. Se trabajaba muy bien. Me gustaba como estaba planteado el guión y era muy fluido. Yo estuve muy a gusto y era un personaje mucho más calmado. Fue una época muy bonita. La serie tenía mucha fluidez y no era cansina.

Siempre ha salido a la luz tu faceta musical también. ¿En qué momento te encuentras ahora en este ámbito?¿Hay nuevos proyectos musicales también a la vista?
El tema de la faceta musical es algo muy mío y que siempre me ha costado mucho sacarlo a la luz. Durante un tiempo di conciertos yo solo con una guitarra acústica y tuvo muy buena respuesta, lo que pasa que eso te reduce a un tipo de ambiente que ya de por si es reducido.

Ahora estoy eligiendo una serie de canciones para ver qué tipo de arreglos se les puede meter y hacer una grabación profesional para un posible EP, haber en qué momento puedo porque obviamente el mundo de la música está como está, el mercado musical en España es excesivamente limitado. Yo entiendo que el mundo de la piratería ha hecho mucho daño pero hay un exceso de productos rápidos, o sea, yo entiendo que habrá muchos productores que cojan a un chico o una chica con la que saben que van a vender y a recuperar la inversión y luego si continúa o no ya les da igual porque ya han recuperado lo suyo. Entonces, ahora mismo el músico tiene que acarrear con todos los gastos a la hora de grabar algo y si quieres hacer algo decente, obviamente barato no es. Entonces el mundo de la música ahora está muy difícil.

Ahora mismo lo que estoy haciendo es coger las 50 canciones que tengo compuestas, eligiendo bien, porque quiero grabar un EP y un posible videoclip en su momento.

Parece que algunos productos que tengan algo profundo está reñido con lo comercial y eso no es cierto. Creo que es necesario dar un énfasis a una serie de productos que nos ayuden a despertar un poquito, que toquen la fibra y ese lado más humano. Lo profundo no está reñido con lo comercial.

Para acabar, me gustaría hacerte un tipo test al que me gusta invitar a participar a todos mis entrevistados. Es un juego para conocerte un poco mejor y en donde solo tienes que recomendarme:

– Un disco o cantante: Devin Townsend ‘Trascendence’.
– Un libro: ‘La experiencia de la nada’ de Sri Nisargadatta Maharaj.
– Una película que te haya gustado: ‘Origins’.
– Una obra de teatro que hayas visto recientemente: ‘La vida es sueño’.
– Una serie de TV: ‘The Night Of’ y ‘Stranger things’.

Una respuesta

  1. Gonzalo 13 noviembre, 2016

Añade tu comentario