Entrevista a Virginia Rodríguez por ‘La chica del Champú’ y ‘The Rocky Horror Dramakuin Show’

"'The Rocky Horror Dramakuin Show' es maravilloso para evadirte y para olvidarte de los problemas"

Virginia_rodriguez

Hoy tengo la alegría de traeros la entrevista que me ha regalado una actriz de sobra conocida por todo los espectadores y habituales del teatro, Virginia Rodríguez, que aún encontrándose por partida doble en el teatro me ha prestado su tiempo para sentarse en esta Butaca. Juntas hablamos de sus obras más recientes, hacemos un balance por sus anteriores trabajos y sobre su debut en la serie ‘Compañeros‘. 

Hay personas que me cautivan cuando converso con ellas, que a través de su amabilidad, su cercanía o por la pasión por la que viven su profesión me conquistan. Virginia Rodríguez engloba todas estas características.

Mi protagonista de hoy se coló en la casa de millones de espectadores en 1998 cuando dio vida a Isabel Arbueso en la exitosa serie ‘Compañeros’, una ficción que nos marcó a toda una generación. Éramos muchos los que semana tras semanas esperábamos ansiosos nuevas aventuras de la pandilla del colegio Azcona. Un público que todavía a día de hoy, recordamos con gran añoranza a estos personajes que interpretados por jóvenes actores nos conquistaron a toda una generación.

Desde entonces ha llovido mucho, pero Virginia Rodríguez ha seguido formándose y participando en diferentes áreas del mundo audiovisual. Ha formado su propia empresa ‘Virpink’ en donde realiza trabajos del mundo audiovisual (videobooks sobre todo)y de catering, ha ganado premios por su talento interpretativo, ha dirigido cortos y montajes teatrales, ejerce de profesora en la escuela ‘Metropolis’ y sobre todo, sigue subiéndose mucho a las tablas del teatro, algo que muchos le agradecemos.

Hoy, me siento con ella para hablar sobre ‘La chica del champú‘ obra que se encuentra representando los jueves y viernes en Madrid en las salas de Microteatro hasta el 3 de abril y también del espectáculoThe Rocky Horror Dramakuin Show, en donde realiza labores de producción e interpretación y que puede disfrutarse una vez al mes en el ‘Teatro del Arte’ (Madrid). Hoy en la función de Marzo, y en exclusiva os anuncio que la próxima será el Viernes 17 de Abril. Las entradas podrán adquirirse desde mañana sábado. No os lo perdáis.

De todo esto y de parte de su carrera artística hablamos a continuación. Recordad que también podéis escuchar la entrevista al completo en el audio del final, os lo recomiendo para que escuchéis de viva voz la pasión con la que Virginia habla sobre sus proyectos.

Ahora mismo te encuentras representando ‘La chica del champú’ en las salas de Microteatro de Madrid ¿Qué puedes contarnos sobre esta obra?
Pues ‘La chica del champú’ es una de las obras con la que  mejor me lo estoy pasando. Realmente sólo lo he hecho un día, porque yo estoy los jueves. Es jueves y viernes, pero yo estoy los 3 primeros jueves y luego la última semana Jueves y Viernes. Los viernes me está sustituyendo una actriz maravillosa que se llama Lucía Serrano, por si alguien quiere ir a verla.

Pues esta obra, el día que la he hecho y en todos los ensayos que he hecho, la estoy disfrutando muchísimo. Es muy divertida y la gente el día del estreno se lo pasó genial. Estoy con Borja Texeira, que es el que lo ha escrito. Tiene muy buena mano para escribir obras de Micro de comedia, se le da genial y el está fantástico en la obra.

Es tu obra número 19 en las salas de Microteatro, ¿Por qué triunfa tanto ‘Microteatro’? ¿Qué es lo que más te gusta de representar ahí?
¿Por qué triunfa tanto ‘Microteatro por dinero’ o el formato? Porque ‘Microteatro por dinero’ fueron los primeros, entonces ahora mismo, si que hay como una masa, todas las salas, inclusos los bares, todo el mundo hace microteatro, todo el mundo quiere tener una obra de microteatro…

Yo soy de las que he probado otros sitios y no están mal. Pero ¿por qué funciona tanto ‘Microteatro’? Porque fueron los primeros, fueron los que empezaron, los originales y siempre normalmente los originales son los que mejor funcionan. Porque tienen una muy buena organización, no se puede hacer teatro en cualquier sitio. También llegamos a unos puntos donde yo siempre me quejo un poquito, yo no me quejo mucho, no soy quejica, pero si que hay cosas que dices: Tampoco es esto! La cuestión no es hacer teatro aquí en este sótano que tiene un ruido que te mueres, que no es cuestión ni para el público ni para los actores.

Entonces ‘Microteatro’ está bien organizado, es un bar precioso para tomarte algo, la selección de las obras es buena. Tiene una composición, una organización. Son muchos socios que ponen toda su vida en ello para que quede todo bien, una persona que lleva la gerencia… Entonces no es lo mismo que si tú tienes una sala y lo intentas llevar todo tú y al final te queda grande. Que hay otras muchas salas que están muy bien, repito, pero que yo creo que funciona porque ellos se centran en eso, en Microteatro, no en tener una sala multicosas y luego ya si eso una obra microteatro. Entonces no funciona, no va gente a verlo, no saben lo que ponen, no está bien programado. Yo creo que ese es el gran secreto, aparte de ser los pioneros y que lo cuidan mucho mucho. Siempre están haciendo mejoras. Al final lo que ves es un equipo detrás muy grande trabajando muchas horas todos los días y eso siempre se nota.

Estarás ahí con ‘La chica del champú’ hasta el 3 de Abril ¿cómo convencerías al público para que fuera a verla?
Es divertida. El tema es una actriz-modelo que va ver a su representante para hablar con él el mismo día que rueda el spot más importante de su carrera hasta ahora. Es un spot para una marca de champú muy conocida, por un millón de euros. Entonces simplemente va a ver a su representante antes de irse a rodar, pasa por ahí para darle una sorpresita y contarle una cosa.

¿Qué es lo divertido? Que son los entresijos un poco de esta profesión. Si eres de la profesión pues te va a hacer gracia porque vas a entender muchas de las cosas, muchas de las conversaciones las habrás tenido con tu propio representante o si eres representante esa conversación la habrás tenido con muchos de tus representados. Y si no eres de la profesión descubres muchos entresijos, muchos guiños, muchas cosas de esta profesión. Entonces hace gracia igual porque al final sabes de lo que están hablando porque se hablan de actores, de películas, de todo de este mundillo. Y funciona muy bien por eso, es un mundo que ya seas de dentro o no tiene mucha curiosidad por ver que piensa éste o cómo le va a éste, ¿qué estarán negociando? ¿Qué estarán diciendo? siempre somos muy cotillas con eso. Eso es lo que mas llama la atención.

Yo cuando estaba con los ensayos y contaba a mis amigos la sinopsis se morían de risa. Es que hay un detalle que no voy a desvelar porque si lo desvelo fastidio toda la obra. Hay una sorpresa muy grande y que es lo que a la gente le encanta. Yo cuando se lo contaba a mis amigos se morían de la risa sólo con contar esa sorpresa. Yo creo que de verdad funciona porque lo hemos testado en 10 pases y en los 10 pases que hemos hecho hasta ahora han funcionado todos muy bien.

Además, haces las labores de producción en el espectáculo mensual ‘The Rocky Horror Dramakuin Show’, ¿Qué puedes contarnos sobre él?
Cada mes es una fecha distinta, jueves o viernes, por ahí rondamos. No va a ser un martes ni un domingo nunca.

Yo no sé si todo el mundo conoce la película, yo pienso que sí y luego me topo con mucha gente que no la conoce, que no ha oído hablar de ella, entonces me resulta raro, pero bueno que puede ser perfectamente. A mi me ha pasado eso muchas veces con cosas que son muy conocidas y yo no me he enterado y cuando las descubro me maravilla.

Pues con el Rocky pasa un poco esto. ‘The Rocky Horror Picture Show’ es una película del año 75, este año cumple 40 años. Es una película con Susan Sarandon, Tim Curry… Imagínate. Muy friki, muy friki, pero muy friki la película (risas) es un musical que las canciones son maravillosas, que el tema es muy muy friki, repito, pero muy divertido. Entonces fue en su día tan terrible la película, tan friki, que no se entendía nada la locura que habían hecho estos señores en aquel castillo…

Que fue un fracaso en su día, pero se quedó como una cosa de culto y los frikis, el submundo empezó a crear una cosa con eso y ahora, hoy en día, resulta que es la película más proyectada de la historia porque en todos los países se hace el ‘Audience Participation’, que sólo se hace con esta película en el mundo entero. Yo la he visto en Los Ángeles y en Nueva York, pero yo sigo por redes sociales a Rockys de Israel, de China… es que está en todo el mundo. Es maravilloso.

Entonces, el ‘Audience Participation’ es que se proyecta la película en versión original subtitulada y nosotros (yo también estoy en el reparto, hago el papel de Susan Sarandon) los actores creamos a la vez todos los números musicales exactamente igual copiados de la pantalla. Tu estás viendo una cosa como en 3D, muy chula a la vez que ocurre en la pantalla.

Hay mucha gente que repite, porque el Rocky cuando engancha… Yo lo descubrí en Nueva York en 2001 y luego viaje a Los Ángeles y también lo ví allí, y luego supe que esta compañía, la ‘Dramakuin’ la hacía aquí en Madrid y llevan 9 años haciéndola. Yo empecé de espectadora. Me enteré que la hacían en Madrid y me volví loca. Se hacía un día a la semana y yo venía cada semana. ¿Qué pasa? que hay  mucha gente como yo que repite todo el rato porque la cuestión es saberte la película. Si tú te sabes la película, hay una serie de coñas establecidas en el mundo entero igual que grita el público en un momento determinado que pasa en la pantalla. Entonces al final la obra de teatro lo que estás viendo es ese espectáculo, es cómo el público grita a la pantalla ciertas cosas establecidas que son chistes establecidos y que luego con eso que gritamos ocurre algo en la pantalla que te ríes.

Entonces, esa cosa, ese público-pantalla más luego tener a los actores en directo con sus corsés, con sus medias de rejilla, es muy cabaretero… Es muy divertido. Es una mezcla tan explosiva… Además también damos un kit de bienvenida a cada uno que tiene dentro pues una hoja de periódico, un matasuegras, confeti… cosas que vas usando a lo largo de la película igual que lo hacen en la película. Al final el público es participativo, se lo pasa bomba. Si eres nuevo estás flipando porque todo el mundo dice lo mismo y grita lo mismo en el mismo momento. Entonces alucinan. Y yo tengo gente que me dice: “Yo tengo que volver! porque ya me sé cuando gritan esto, yo ya me lo he aprendido, entonces ahora tengo que volver yo para gritarlo yo…” Entonces al final es una familia Rocky que es genial y mucha gente nueva que viene cada vez, que quiere repetir…

A mi cuando me ofrecieron hacer Janet, gracias a Susana Guerrero, que le daré las gracias toda la vida, me volví loca, para mí fue maravilloso poder interpretar uno de los papeles y ahora con el tiempo que ya llevamos, Susana nos dio la oportunidad a 3 del equipo de producirlo. Y ahora he cogido la producción y lo hemos traído al ‘Teatro del Arte’ tenemos más sorpresas para este año. Estoy flipando con este proyecto, a mi me encanta y funciona muy bien. Este puente se está llenando. Estamos contentísimos.

¿Te ha sido muy difícil separar al ser tu fan del espectáculo y al personaje estar establecido ya? ¿Te es complicado meterte en la obra o con la ilusión es sufcieiente?
No me ha costado nada. Si que es verdad que cuando estás en la producción lo ves con otros ojos, estás al loro de muchas más cosas. Se te ponen como 3 o 4 ojos más por detrás de la cabeza y de repente estás a todo. Que antes también porque es un espectáculo de no parar,  tenemos mil cosas que hacer, no paramos, estamos todo el rato encima del escenario sólo entramos para vestirnos y si no tenemos nada que hacer estamos con el público.

Pero si que es verdad que ahora siempre estás a muchas más cosas, incluso fijándote en el público, que esté bien. Estás a todo porque es tu producción. Y antes si que es cierto que tu estás más en la parte actoral que te toca y con tus compañeros, pero no abres los ojos a todo el resto que es lo que hacía Susana Guerrero en su ‘Dramakuin’, en su día cuando lo producía ella. Pero una vez que pisas el escenario es una fiesta para todos. Yo ya me lo paso bomba, pero es maravilloso para evadirte y para olvidarte de los problemas, que luego no tenemos tantos problemas que luego somos muy quejicas (risas). Pero es un buen momento para gritar, desfogarte, bailar… Al final estamos actuando pero estamos con esa conexión. Es genial, a mi n me cuesta, a mi me encanta. Yo me lo paso bomba.

Actriz, productora y también directora, tanto de cortometrajes como ‘No quiero’, como de obras de teatro como ‘Los últimos (no) serán los primeros’ y ‘El perfume de Afrodita’ ¿Qué es lo que más te gusta de dirigir? ¿Cómo surgió?
Yo me hice un curso de dirección de cine 3 años. Pero realmente lo hice para enriquecer más mi parte de actriz, no era porque yo quisiera dirigir. Yo siempre lo hice para poder ver la profesión desde el otro punto de vista, porque no me parece ir a un rodaje y no saber. Es muy importante saber qué hace cada uno, cuál es su puesto y tenerlo muy claro.

En un rodaje está todo muy medido y cada uno tiene su función, y si tu no sabes cuál es esa función como actriz te estás perdiendo muchas cosas y estás teniendo muy poca comunicación con ese equipo. Al final es un equipo y no eres tú que haces tu texto y te vas, no no es así. Para mí un rodaje no es así. Entonces yo hice ese curso para ponerme con un foco, para ponerme con una cámara, para ponerme de script… ponerme en todos los puestos. Porque hacíamos todos los cargos y eso era lo que yo quería.

Yo he podido ver que por ejemplo se me da fatal iluminar o no sé transcribir, no sé escribir un guión exactamente como se debe escribir un guión,  pero luego puedo tener ideas. Porque la idea de ‘No quiero’ fue mi idea con Alexandra Jiménez, es de las dos. Pero dialogar se me da fatal, pero da igual, porque por lo menos estuve en esos cargos y lo hice por eso. No era mi intención dirigir, de hecho el corto ‘No quiero’, que a mí me encanta aunque sea una locura o el guión sea bastante flojo… a la idea le tengo mucho cariño porque se nos ocurrió a Alexandra y a mí en Argentina y le tengo mucho cariño.

Pero yo no quería nada dirigir, entonces ya con el tiempo, con el Microteatro pues me lo ofrecieron. La primera que me ofrecieron fue  ‘Cabeza de cobre’  y dije: “Venga, una pieza de 15 minutos, ¿Por qué no?” Y me gustó y luego a los 2 o 3 años me ofrecieron ‘Los últimos (no) serán los primeros’, y dije: “Venga! Pues sí” y me encantó porque los dos actores Tito Almazán y Ezequiel Romero fueron maravillosos y me lo pasé bomba con ellos y fue muy divertida la obra. Y ya a la tercera me ofrecí yo, que eso tampoco quiere decir que vaya yo ahora a dirigir y que mi vida sea dirigir. No es lo que más me apetece, pero si que es cierto que hay ciertas cosas que digo: “Ay! la dirijo yo, que me apetece” De vez en cuando si me estaba gustando dirigir la verdad, entonces por ahí seguiré y si se me planta la ocasión, pero no voy a buscarlo. Si se me pone delante lo cogeré, yo estoy encantada.

¿Ayuda el ser actriz para entender un poco más a los actores?
Claro. En la Escuela Metropólis yo estuve en una charla que dio Guillermo Fernández Groizard que es el director de la escuela y dio una clase de dirección de actores que yo fui a verla. Sí que es verdad que él le decía a los futuros directores cómo hablar, cómo dirigirte a un actor, de qué manera se le puede hacer llegar mejor por un camino o por otro… pero eso yo ya lo tengo en realidad porque ya me han dirigido muchos directores, porque ya he visto como me hablan, he visto lo que me gusta y lo que no. He visto lo que me gusta que me digan y lo que no. Sé que es personal pero yo desde luego yo creo que hay cosas que a mi no gusta que me las digan de esta manera o no me gusta que no me digan ciertas cosas, que eso también lo hacen muchos directores, que es no decirte nada. Ni mucho ni tan poco.

Entonces yo creo que si que cojo el punto justo para saber como comunicarle al actor lo que quiero que haga o cómo llevarle a lo que me gustaría que hiciera. Yo sé como transmitirlo de actor a actor. Sí que es más fácil.

Como actriz ganaste la Biznaga de Plata en el 2013 por la película ‘Esto no es una cita’ ¿Cómo fue esa experiencia?
Pues increíble. Imagínate estrenar la película que es mi primer papel protagonista en cine, en el Festival de Málaga, que fue donde la estrenamos y encima llevarnos 2, el del público y yo el de Mejor Actriz.

Lo que pasa que como esta película no ha tenido publicidad, porque no había dinero, no ha habido una producción. La ha producido el director Guillermo Groizard y Carlos Navarro que ha sido también productor. Pero no hemos tenido una productora con un dinero detrás para poner pasta para salir en las marquesinas de los autobuses. Entonces esta película al final lo que ha hecho es un viaje enorme por festivales y nosotros estamos encantados, nos da igual que aquí no sea conocida o la profesión no la tenga en cuenta, no pasa nada.

Para nosotros la experiencia ha sido que la película ha viajado desde España a San Diego, Las Vegas, Austin, Colombia… y ahora nos vamos a despedirla a Nueva York, así que imagínate el recorrido. El mundo festivales ya se acaba, porque han sido 2 años, no te dejan por fechas y nos han dicho que ahora justo la han seleccionado para Nueva York y que estamos nominados en cuatro categorías. Es una gran despedida a una peli que nos ha dado tantas alegrías, que nos lo hemos pasado tan bien rodándola porque también fue una experiencia genial y ahora la vamos a despedir allí en Nueva York. Así que alegrías nos la ha dado todas, otra cosa es que aquí no sea conocida, que ya te digo que nos da igual, porque está en Dvd en venta.

En Dvd se puede adquirir
Está en la Fnac en el Corte Inglés… Y parece que va bien la venta. Al final va a ser una peli que tiene éxito en las ventas de Dvd y que nosotros bastante ya con haber hecho todo ese recorrido y bastante con que ha salido en dvd y se está vendiendo. Nosotros nos damos con un canto en los dientes desde que nos escogieron en Málaga, sólo con que nos seleccionaran ya no te cuento los premios del resto. Así que imagínate el nivel del exitazo que ha sido. Estamos felices con eso. Muy guay. Pero sí sí, a la vente desde hace un año y que va muy bien.

Me es inevitable preguntarte por una serie que a mi me marcó y creo que a toda una generación. Echo la vista muy atrás, a 1998 para preguntarte por ‘Compañeros’ ¿Qué fue para tí?
Y tan atrás!! Dios mío de mi vida, yo empecé con 17 años y acabo de cumplir 35… Para mí fue todo, mi escuela, mis comienzos. Tu imaginate decir: “Sí, yo he estudiado en una escuela y me daban clase Concha Velasco, Miguel Rellán, Francis Lorenzo, Tina Sainz…” Pues esos han sido mis profesores! Así ha sido para mí, ha sido mi escuela.

¿Estás cansada de que muchos te preguntemos por ‘Compañeros’? 
No estoy cansada para nada. No podría estar cansada nunca de que me digan nada de ‘Compañeros’. Yo lo entiendo ahora. Claro en el momento el nivel que había de fanatismo era brutal porque eran chavales que eran fans, pero ahora esos chavales tienen mi edad. Ahora te recuerdan con un cariño… No es lo mismo en ese momento que sí que era todo el momento ese de fenómeno fan tan bestia… que aún así, yo no he sido muy quejica. Yo he hecho mi vida siempre, he hecho lo que que he querido y sí que es cierto que había momentos más incómodos que otros porque bueno es un poco jaleo a veces, pero ya está, que mas da! Es la gente que te está viendo, es que estás saliendo por su televisión todas las semanas, es normal que pase.

Pero ahora con el tiempo es muy bonito, porque hay mucho cariño, es gente que te veía con 16 años y ahora ya tienen treinta y pico y a lo mejor son papás y te recuerdan en su etapa de adolescencia, que creció contigo. Entonces yo no me puedo cansar nunca de que me digan nada. Yo lo entiendo. También hay gente que lo empieza a ver ahora…
Yo lo entiendo perfectamente que fueron 4 años muy intensos que estuvimos todas las semanas en las teles de toda España y que además funcionó mucho, era una serie que estaba genial. Entiendo perfectamente que me sigan diciendo y preguntando por ‘Compañeros’, es normal por eso estuve allí, si no… no haber estado ¿no?

Aparte de todo esto que hemos hablado que no paras entre actriz, productora, directora, premiada… Tienes un catering que se llama ‘VirPink’ ¿Al margen un poco de esto no?
Al margen si pero no, porque mira lo último que he hecho ha sido el catering para un cortometraje, así que al final estamos ahí todos metidos (risas)

‘Virpink’ es como me llaman mucha gente, me conocen como Virpink, es como mi marca. No sé realmente lo que es. Es un nombre que tengo por un amigo que hace muchos muchos años me dijo: “tú deberías para hacerte el mail ponerte ‘Virpink'” Vir por Virginia y Pink porque me encanta el rosa desde siempre. Pues oye me gusta mucho, me gusta mucho…. Me quedé con la copla, pero te hablo de hace 15 años. Entonces dije lo voy a registrar y tengo un logo que lo he ido poniendo. Y ya con eso si que he hecho mi catering, tengo una web de trabajos audiovisuales que hacemos… Es como mi empresita para hacer ahí mis cositas que no sean de interpretación.

El catering va muy bien. Si que se ha notado los bolsillos de la gente con esta crisis y lo mal que vamos, pues hombre ponerte a contratar un catering pues no… Además mi catering que es así como más familiar, barato para fiestas de cumpleaños, entre amigos… No son grandes catering de empresas. Entonces hubo un momento que el catering estuvo que ardía, haciendo 3 o 4 semanales y todos los fines de semana y luego ha habido un momento mas de calma donde ya van los clientes más puntuales que tengo que me van llamando. Pero no es el boom de aquella vez porque claro ahora con la crisis la gente decide gastarse lo menos posible y entre ellas está el no gastarte el dinero en catering. Pero poco a poco empieza a moverse la cosa más.

A mi me gusta mucho el catering. Si lo tengo al margen, pero es que me gusta, me gusta hacerlo, me gusta que me salgan caterings y me encanta. ¿Por qué? Pues porque al final voy a una celebración de algo y yo me lo paso muy bien. Yo llego allí y al final están celebrando y claro es divertidísimo y yo voy ahí con mis bandejas y con las chicas que me ayudan, para arriba y para abajo… Pero luego al final es divertido porque estás en una fiesta. Me lo paso muy bien. Yo me lo paso muy bien en todos lados me estoy dando cuenta (risas).

Para acabar, me gustaría someterte al tipo test por el que pasan todos mis entrevistados. Podrías recomendarnos:
– Una película: ‘Whiplash’
– Un libro: ‘Una tienda en París’ de Maxim Huerta.
– Un disco: el que va a salir ahora, a final es de año de ‘Hinds’ son españolas muy internacionales. Ese disco hay que esperarlo!
– Una obra de teatro que hayas visto recientemente: ‘el disco de cristal ‘ de Secun de la Rosa, que es una preciosidad. 

Recodad que podéis disfrutar de Virginia Rodríguez por partida doble en el teatro. Por un lado en la salas de Microteatro con la obra ‘La chica del champú’ y por otra, una vez al mes, (hoy viernes y próximamente  el 17 de Abril) con ‘The Rocky Horror Dramakuin Show’ en el teatro del Aire, aquí os dejo el video por si queréis saber de qué os hablamos. Además, también os dejo el link de su servicio de caterings y su página web.

[Foto página oficial de Virginia Rodríguez]

Añade tu comentario