“EL DÍA QUE NACIÓ ISAAC”

20110207124632

Imaginaros que estáis en la butaca del teatro, delante vuestra el escenario, el cual se divide en dos mediante una pequeña linea situada en el suelo.

A la derecha podemos ver lo que es la casa de una pareja de artistas jovénes, liberales y que se ganan algún dinero mediante la prostitucion. A la izquierda, la casa de otra jovén pareja, pero católica y practicante. Y en el medio una mesa que une ambas parejas, y donde tendrán lugar conversaciones sobre la vida, el amor, la politica, el aborto y sobre cualquier otro tema que os imagineis. Y todo ello sin ningún tipo de censura. Una obra donde los cuatro personajes permanecen durante toda la función encima del escenario, estén participando en la escena o no, que en tal caso se quedan a oscuras y congelados hasta que retoman su diálogo.

Todo esto lo podeis ver, y lo que es mejor aún sentir, con la obra “El día que nació Isaac”. Una obra comprometida, inteligente y sobre todo, sin temores.

Una obra con la que reflexionas durante una hora y media, donde descubres que todo el mundo puede llegar a ceder en sus mas cerradas convicciones. Una obra que te enseña a vivir, a sentir, a reflexionar, a querer conocer a las personas, y a no juzgarlas. En resumen una de las mejores obras que he visto, una de las que más me ha enseñado y la obra que más me ha impresionado.

“El día que nació Isaac” cuenta la vida de dos parejas, una formada por Nacho (Félix Gómez) y Marta (Diana Palazón), una pareja jovén que sueña con tener un hijo, y la otra formada por Denis (Ricard Sales) y Carmen (Cynthia Martín) una pareja que vive sin ningún tipo de compromiso. Un día Nacho se reencuentra con su amigo de la infancia Denis, y deciden ponerse al día de los años perdidos durante una cena con sus respectivas parejas. Esa cena será el principio de una aventura para los cuatro, donde tomarán una decisión que cambiará para siempre sus vidas.

No sé que más deciros si todavía no os han entrada ganas de ir a verla, sólo puedo resumiros un poco más algunos de mis aspectos más personales.

El momento: Félix Gómez en el tramo final de la obra, cuando tiene una conversación en el sofá con Diana Palazón. Ese momento es simplemente genial, y por el cual admiro aún más el trabajo de este genial actor. Nunca nadie me había transmitido tanta emoción en directo.

Mi descubrimiento personal: Ricard Sales. Creo que el trabajo que realiza Ricard con el personaje de Denis es simplemente perfecto. Al igual que Cynthia Martín, que aunque al principio me chocó un poco, porque la verdad, que no llegué a cogerle el punto a su personaje o caracter, finalmente me acabó sorprendiendo gratamente.

Mi debilidad: Diana Palazón, que desde que la ví hace algunos años en “El invierno bajo la mesa” tenía ganas de volver a verla sobre las tablas, quería ver su evolución, y mereció la pena.

Sólo deciros más, que si quereis ver una obra comprometida, sincera, sin censura y que os invite a reflexionar, esta es la obra ideal, no la dejeis escapar por favor.

Muchas Gracias y espero que la disfruteis!

Añade tu comentario