Anna Hastings: “El teatro puede ser una herramienta de integración social”

Anna_Hastings_03-266x400

Ya hace tiempo desde en el Patio de Butacas anunciábamos el estreno de el Perro del Hortelano a cargo de la compañía 300 Pistolas. Y aunque ya ha finalizado su estancia en Madrid, queremos celebrar el éxito de crítica y público que han obtenido, dedicándole un especial a sus protagonistas.

Hoy empezamos con la Ganadora de la Garnacha a la Mejor Actriz de reparto en el 2012 por su papel de Marcela o lo que es lo mismo… Anna Hastings es nuestra protagonista de hoy.

Pese a su juventud, esta guapa actriz cordobesa tiene un amplio y exitoso currículum ya que ha trabajado en varias obras de éxito como la propia El perro del Hortelano o la que está a puntito de estrenarse, Tres sombreros de copa, también de la compañía 300 Pistolas. Además de La trampa de la medusa, Noche de Guerra en el museo del Prado o La Casa de Bernarda Alba. 

Anna tiene sobre todo un extenso currículum en el ámbito de teatro de animación de calle y de sala, está especializada en acrobacia y teatro gestual. Posee además el título de maestro de esgrima y la especialización en mimo y pantomima. Por otro lado, tiene una amplia experiencia como monitora de actividades culturales para jóvenes y adultos y, ha trabajado con numerosos grupos de riesgo de exclusión social basados en realización de talleres teatrales.

Hoy, y tras una pausa entre la finalización de El Perro del Hortelano y el reciente estreno de Las Magdalenas, la sentamos en nuestro patio de butacas y charlamos con ella.

¿Cómo ha sido este mes con el Perro del Hortelano, donde no habéis parado de recoger buenas críticas?

Ha sido un mes muy especial, teníamos muchas ganas de estrenar en Madrid y estamos encantados con la acogida que hemos recibido del público, que sobrepasa las expectativas que teníamos. Se nos ha hecho corta esta experiencia por lo intensa y divertida que ha sido, nos hemos quedado con ganas de más.  Estamos deseando volver a subirnos al escenario y tenemos la suerte de poder hacerlo el 3 y 4 de Agosto en Nave 73. ¡Allí os esperamos con mucha ilusión!

¿Qué te han aportado Marcela, Marqués Ricardo y Conde Ludovico, tus personajes de El perro del Hortelano?

Son personajes a los que le tengo mucho cariño y siempre se lo tendré, porque me han brindado grandes oportunidades como el poder estar en el festival de teatro clásico de Almagro, uno de los escenarios en los que siempre he soñado en mis años de escuela, o el festival de Garnacha en Haro, donde nuestro trabajo se vio recompensado con varios premios.

Son personajes muy diferentes, lo cual me permite trabajar muchos registros, ha sido un trabajo intenso y muy bonito gracias, en parte, al resto de los pistoleros que son uno de los mejores regalos que me está dando 300 Pistolas.

¿Si leemos tu currículum vemos que tienes una amplia formación como monitora de talleres teatrales. Es hacia este aspecto a donde quieres enfocar tu carrera?

Transmitir la pasión por el teatro y tener la oportunidad de que la gente lo descubra es una experiencia muy gratificante. Siempre se aprende mucho de los alumnos, es un trabajo muy enriquecedor. Sin embargo, mi carrera está centrada en el trabajo como actriz, que ha sido siempre mi vocación.

Has trabajado con jóvenes en riesgo de exclusión social. ¿Cómo surgió esta oportunidad?

Fue una oportunidad que se me presentó,  me pareció una experiencia interesante de la que podría aprender muchas cosas. Es muy bonito ver como el teatro puede llegar a ser una excelente herramienta de integración social, y como los chicos pueden llegar a evadirse y disfrutar en cada clase.

¿Qué técnicas son las más utilizadas para usar en los grupos de riesgo de exclusión social?

No me considero ni mucho menos una trabajadora social formada, no utilizaba técnicas que usan los profesionales de este sector. Simplemente traté de hacerles llegar, a través del teatro, valores tan necesarios como el compañerismo, la confianza en uno mismo y los demás, la empatía, la creatividad y la imaginación a través de juegos e improvisaciones teatrales. Esto les permite aprender a abrirse y a expresar emociones, a hablar en público, perder el miedo a hacer el ridículo y aprender a asumir las críticas, entre otras muchas cosas.

¿Cuál es tu personaje soñado?

La verdad es que esta pregunta siempre es un tanto comprometida para los actores, ya que es muy difícil elegir un solo personaje  porque todos aportan algo diferente, todos te enseñan algo y te enriquecen. Para mi cada personaje es un reto y todos se convierten de alguna forma  en mi personaje soñado.

¿Cuál es el personaje que más te ha marcado a nivel interpretativo o personal?

Recuerdo con especial cariño la primera vez que me enfrenté a un público. Cuando tenía tan solo ocho años montamos una pequeña obra de teatro con unos amigos en el Cerrillo de Mondujar, un pueblo de Granada en el que veraneaba con mi familia. Estuvimos todo el verano preparando una obra, que fuimos improvisando en nuestros ensayos. ¡Invitamos a todo el pueblo a nuestro gran estreno! Fue un momento inolvidable para todos.

Y en cuanto al ámbito profesional destacaría a Beatriz de “No hay burlas con el amor” de Calderón de la Barca. Un personaje con mucho carácter y muy divertido de interpretar.

¿Dónde podremos verte próximamente?

Como ya he dicho antes, volvemos con “El perro del hortelano” el 3 y 4 de Agosto en Nave73. Y al margen de 300Pistolas, estreno en Madrid el día 7 de Julio en Club 33, una obra propia “Las Magdalenas” junto con Velén Granados e Irene Santos. Haremos dos pases, uno a las 19:00 y otro a las 22:00.  Una obra muy divertida que no os podéis perder.

También formo parte de la compañía Pantoteatro, en la que tenemos varios montajes como “Ellas son historia” o “Cascorro manos largas”, con las que pronto estaremos en Madrid.

Muchas Gracias Anna por tu tiempo y tu ayuda. Muchas gracias también a la Compañía 300Pistolas y todo el equipo de Gran Vía que ha hecho posible este especial que hemos preparado. 

Añade tu comentario